lunes 21.10.2019
UN GODELLO BERCIANO EN LA BODA MÁS MEDIÁTICA

El vino del Bierzo que se bebió en la boda de Sergio Ramos y Pilar Rubio

La Revelía 2017, un godello cien por cien berciano, fue el blanco que se puso en el banquete
El vino del Bierzo que se bebió en la boda de Sergio Ramos y Pilar Rubio

Florentino Pérez, Beckham, Roberto Carlos, tal vez Zidane... todos ellos tuvieron oportunidad de probar un vino del Bierzo en la boda sevillana de Sergio Ramos y Pilar Rubio. El futbolista del Real Madrid y su esposa apostaron para su mediático enlace por los vinos de Bodegas  Emilio Moro, una firma vinculada tradicionalmente a la Ribera del Duero pero que en los últimos años ha apostado de forma decidida por el potencial de los vinos bercianos. Tanto es así que el blanco que se sirvió en el banquete fue un godello hecho con mimo en el Bierzo: La Revelía 2017. Un vino de unos 22 euros la botella elaborado en el proyecto de bodega de Emilio Moro en Ponferrada.

Los tres vinos que se sirvieron en la boda de Sergio Ramos y Pilar Rubio son de las bodegas Emilio Moro, cuyos dueños también estaban invitados a la boda. Fueron tres los vinos elegidos: uno blanco y dos tintos. Además del godello berciano los tintos fueron Malleolos y Malleolus SanchoMartín, ambos de Ribera de Duero.

Variedad cien por cien godello, La Ravelía 2017, es un vino blanco de El Bierzo de talla mundial. La Revelía 2017 representa la máxima expresión del carácter varietal Godello. Procede de escarpadas laderas, a más de 600 metros sobre el nivel del mar, donde la madurez se retrasa y confluyen diferentes orientaciones, aportando riqueza y personalidad. Su producción ha sido de 18.500 botellas de 75 cl.

Este fue el vino del Bierzo que se bebió en la boda de Sergio Ramos y Pilar Rubio. DL

Características de la cosecha 2017

Ha sido una añada atípica desde sus comienzos con temperaturas anormalmente altas al inicio de la primavera, que provocaron una pronta brotación. Las heladas de finales de abril afectaron a muchos viñedos y redujeron la producción. El verano, que fue seco y caluroso, favoreció a la regularización de la planta. La vendimia fue escalonada con una diferencia entre los viñedos situados en diferentes áreas. el estado sanitario de la uva fue excelente.


Análisis de la cata

 Color amarillo pajizo limpio y brillante. En nariz es complejo, con la fruta característica del godello afinada por el tiempo, recuerdos de flores secas, cítricos y una elegante mineralidad. En boca es amplio y equilibrado con una acidez envolvente y un postgusto largo y persistente.

Elaboración

Fermentado a temperatura controlada en barricas de 500 litros de roble francés con posterior crianza sobre lías en las mismas barricas durante ocho meses.

 Bodegas Emilio Moro presentó el año pasado en el castillo de los Templarios y con presencia del entonces presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, los primeros vinos resultado de su proyecto de innovación en El Bierzo. Se trata de dos monovarietales de Godello con los que la reconocida firma ha buscado, por un lado, añadir un blanco de calidad a su ya conocida gama de sus tintos Emilio Moro y Cepa 21y, por otro, trasladar la calidad y singularidad de sus vinos de Ribera del Duero a una denominación de origen hasta ahora más conocida por sus tintos de Mencía pero con mucho potencial para dar a luz grandes blancos. 

El Bierzo cuenta con un microclima especial para una viticultura también muy especial. La barrera natural de la Sierra de los Ancares calma el ímpetu de las borrascas atlánticas y genera una climatología continental, con influencia del Océano, que resulta ideal para el cultivo de la vid y su baja altitud impide las heladas tardías influyendo positivamente en la uva cuando la vendimia se adelanta.

Estas cualidades y la singular belleza de sus paisajes enamoraron a la familia Moro y la animaron a elaborar en esta zona los primeros vinos blancos de Emilio Moro. Vinos con los que la icónica bodega, sustentada en los valores de tradición, innovación y responsabilidad social, sale por primera vez de la Ribera del Duero, donde la familia dirige también Bodegas Cepa 21 bajo un prisma de absoluta modernidad.

Con La Revelía y El Zarzal, ambos procedentes de la añada 2016 y de distintos suelos, la bodega ha buscado trabajar el perfil aromático de la uva Godello, una variedad blanca adaptada al terreno y a las laderas de El Bierzo que representa el 5,62% de la uva que se cultiva en la zona. El clima del Bierzo, con marcada continentalidad y cierta influencia atlántica, sus suelos franco-arcillo-arenosos y su geomorfología avalaron la idoneidad de la zona para el cultivo de Godello. Una uva con la que se consiguen unos vinos llenos de frescura y profundidad aromática, dotados de una complejidad y una capacidad de envejecimiento comparable a los tintos.

También hubo una invitada del Bierzo

Silvia Nistal, la esposa del que fuese futbolista del Real Madrid, Julio Baptista, fue la otra presencia del Bierzo en la boda del año. Natural de Cubillos del Sil, es pareja del brasileño desde hace años y madre de sus hijos.

Baptista con su esposa, la berciana de Cubillos, Silvia Nistal. RAÚL CARO

David Beckham y su mujer victoria. JULIO MUÑOZ.

Florentino Pérez, presidente del Real Madrid. JULIO MUÑOZ

Pilar Rubio y Sergio Ramos. RAÚL CARO

Roberto Carlos y su pareja. RAÚL CARO

El vino del Bierzo que se bebió en la boda de Sergio Ramos y Pilar Rubio