miércoles. 17.08.2022

La Xunta prioriza ante el Gobierno los accesos a Galicia por el Bierzo

Rueda se reúne hoy con Sánchez con la A-76 y el arreglo del viaducto de la A-6 en la agenda

Las comunicaciones con el Bierzo son una prioridad para Galicia, tanto por la A-6 como por la reivindicada y fallida hasta ahora autovía entre Orense y Ponferrada. Así consta en una carta que el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha remitido a los líderes del BNG, Ana Pontón, y del PSdeG, Valentín González Formoso, ante la reunión prevista para hoy jueves en Moncloa con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

En la misiva, hecha pública por Europa Press, Alfonso Rueda les pide su firma para un listado de «asuntos claves para Galicia» que busca presentar ante Sánchez desde la unanimidad de las fuerzas políticas con representación en el Parlamento de Galicia.

Sobre la A-6, que está cortada en la zona de Piedrafita por el doble derrumbe en el viaducto del Castro, el presidente gallego reclama que se avance en la investigación y que se establezcan un canal de información «estable, preciso y continuo» con Galicia para el seguimiento de la solución provisional implantada y de la reconstrucción.

Mientras en el Bierzo y en Castilla y León, la respuesta a lo sucedido es más bien tibia, pese a que está en juego el paso de las palas eólicas de LM, en Galicia el asunto se ha convertido en cuestión de comunidad por ser una de las dos autovías de acceso a la región. Como prueba de ese protagonismo gallego sirva de ejemplo que el portavoz del Gobierno y del Ministerio de Transportes es el delegado en la Comunidad, José Miñones. Por contra, la delegada en Castilla y León, Virginia Barcones, apenas se ha dejado ver, pese a estar el viaducto aún en tierras bercianas, dejando la representación al subdelegado en León, Faustino Sánchez.

En materia de infraestructuras, el documento del presidente gallego ante la reunión de hoy con Pedro Sánchez insta a impulsar, entre otras, las obras que permitan el final de la autovía Santiago-Lugo, los tramos pendientes en la autovía Lugo-Ourense, la circunvalación de Pontevedra, la autovía de A Mariña, la autovía Vigo-Porriño y el vial 18 de acceso a A Coruña, así como el impulso de la autovía Orense-Ponferrada. Desde que gobierna Pedro Sánchez, el proyecto de la autovía A-76 ha sido metido en un cajón, sin ningún avance pese a estar practicamente concluido en los tramos bercianos. La justificación es que faltan informes técnicos. Algunas de esas nuevas autovías gallegas mejorarán también la salida del Bierzo a la costa gallega.

La Xunta prioriza ante el Gobierno los accesos a Galicia por el Bierzo
Comentarios