sábado. 03.12.2022

El problema se agrava cada vez más. Nos bombardean todos los días sin piedad: ¡se han alcanzado los 500 puntos...! La prima de riesgo está huérfana, y de su familia no se sabe nada. Lo que es evidente es que, delante de esta prima hay primos, y detrás hay prestamistas especuladores que se aprovechan de la orfandad de la susodicha. Los mercados financieros son como buitres, revolotean en busca de apetecible carroña que, cuanto más hedor, más interés. Como en la caza, los cepos y las trampas del estado, deberían ser delito. Así, los políticos carroñeros que vayan a la caza de votos, con la trampa y la mentira, que se les multe, y se les inhabilite para cazar de por vida.

Carroñeros
Comentarios