lunes. 27.06.2022

La energía que nos mantiene vivos no nos permite desfallecer sin que exista algún conflicto energético desconocido. La energía fluye, de forma natural, desde el infinito hasta el último poro de nuestra piel. Tenemos en nuestras manos el potencial de administrarla. Qué fácil se comprende así, en cuatro frases, ¿verdad? Pues sí, debemos sentir en nuestro cuerpo, el fluir de este torrente excitante de energía en estado puro. Pongamos a punto nuestros sensores cósmicos, para no desaprovechar ni una sola de las minúsculas moléculas subatómicas que nos acompañan. Para notar el beneficio incondicional y desconocido de su infinidad.

Energía en estado puro
Comentarios