jueves. 09.02.2023

Esta noche me desperté asustada, estaba soñando…., soñaba que todo iba mal, soñaba que pronto (demasiado pronto), nuestras vidas tomarían un rumbo incierto, nefasto, pero sobretodo trágico, soñaba que ya nada sería lo mismo. Me levanté horrorizada, cubierta de lágrimas mientras mi corazón palpitaba furioso gritándome que volviera a la realidad…; tomé un poco de agua, cogí un pañuelo y fui a sentarme…..todo estaba en silencio, miré a mi alrededor….y …lo vi…, allí estaba…, tranquilo, digno, macabro, pero sobretodo, impasible; allí, mirándome sin mirar, se había presentado…., el MIEDO… . Sus ojos penetrantes, preguntaban sin entender por qué lo había llamado; no habló, pero comprendí que hoy le había abierto las puertas de mi casa haciendo de ella y de mí su morada. Nada podía hacer, sólo hablar, intentar comprender y desahogarme; así que con la voz quebrada comencé lo que bien podría ser un alegato en un juicio: -Le pido disculpas por haberle invitado, no sabía lo que hacía; piense que las circunstancias me han obligado a que se me presente al igual que a millones de españoles…, pero por favor, hágase cargo, no es culpa nuestra. Vivimos en un país que de ser tranquilo, ha pasado a convertirse en una selva dominada por el capitalismo; con políticos corruptos que ejercen con mano de hierro sobre los desdichados votantes. Da lo mismo qué partido o quién haya ganado unas elecciones, todo se basa en promesas fugaces que dan lugar a infinitos dramas familiares (desahucios, desempleo, marginación….).Es irrelevante cómo te levantes, da igual si despiertas con ganas de vivir o de que todo finalice, todos los días son lo mismo, lees los periódicos y la palabra “crisis” está en todos y cada uno de los artículos escritos, las buenas noticias han desparecido; igual da prensa, que televisión, que radio, sales a la calle y la gente, tus vecinos, tus amigos, están tristes; sus pasos son lentos, desganados con los hombros caídos…., -¿y Usted me pregunta por qué le he hecho venir?...., -¿es que no se da cuenta que un puñado de indeseables nos está matando?,-¡Dígame!,¿por qué no los visita a ellos?,¿es que no merecen su castigo?,¿son más fuertes?....,¿inmunes tal vez?.... o….¿Usted es el arma dominante, la baza con la que cuentan este puñado de asesinos de la sociedad?... -¡Sepa que somos much@s l@s que estamos hart@s, acuérdese de que cada vez somos más l@s que salimos a las calles. Cierto es que también nos acompañan la Incertidumbre, el Dolor, la Vergüenza….,pero sobretodo con nosotr@s vienen la Fuerza y la Esperanza, y Ellas, serán las que realmente nos harán ganar el derecho a la Felicidad y a la Dignidad que nos merecemos.! -Y ahora por favor, le ruego se vaya de mi casa y de mi vida, aquí no es bienvenido….

Hablando con el miedo
Comentarios