domingo 25/7/21

Leyes a medida ¡No!

Las leyes en una autocracia se hacen a medida del dictador, en una democracia la cosa cambia radicalmente, las leyes están para quienes pretendan saltárselas. Deben estar encaminadas a ser guía del respeto mutuo, normativas básicas de convivencia para todos y nunca decretos que favorezcan o perjudiquen a nadie. En el momento que empecemos a fabricar leyes como churros, buscando en ellas quedar bien con colectivos infinitos, estaremos saliéndonos del bien común y dando trato de favor que siempre trae discriminación con alguna otra parte. Hay aceras para los peatones. Pero si en esas aceras empezamos a cruzarnos carril bici, permitir patinetes y todo artilugio con ruedas, el peatón estará en peligro por querer nuestros políticos favorecer el negocio de esos artefactos que fueron concedidos para el ocio, y ahora pretenden convertirlos en transporte que entorpece enormemente a quienes se desplacen caminando por la ciudad, que son en un porcentaje elevado personas mayores y discapacitados. Pero no ven nuestros políticos, que, en un espacio tan pequeño como son las aceras, no se pueden entrecruzar, peatones, sillas de ruedas, perros con cordelito y sueltos, bicicletas, repartidores con su carrito cargado de paquetes, etc. que decir si añadimos toda esa variedad de patinetes sin sentido, que son más transporte de vagos que algo que tenga sentido utilitario. Pues así ocurre con otro tipo de Leyes sacadas sin control, donde para tratar de proteger y defender derechos individuales de niños, mujeres, animales salvajes, medio ambiente, etcétera. Nos cargamos la autoridad y potestad de los padres y profesores para educar adecuadamente a niños que muy pronto se convertirán en adolescentes consentidos que nos devolverán con creces tamaña mala educación, convirtiéndose en energúmenos de cuidado, manadas por doquier, no respetando nada y a nadie. El castigo que ellos debieran haber tenido se lo aplicarán a sus papás y abuelos, a profesores y a toda la sociedad; que tendrá que lidiar con estos niñatos malcriados. Estos partidos populistas de Pacma, Equo, Verdes, Podemos, etc. Sin medida y control se propusieron una defensa sin cuartel (sin un desarrollo científico serio y en condiciones) de mascotas, animales salvajes y medio ambiente, donde ahora los jabalíes se pasean por calles, autopistas y pueblos que, además del daño y destrozo de cosechas y jardines, son un peligro para la circulación causando infinidad de accidentes, con las enfermedades que muy pronto sembrarán entre los humanos. Lo del medio ambiente es tan serio como la coña a la que deben ser interpretados todos esos defensores, si para imaginar un mundo libre de emisiones, debemos estar todos sin trabajo porque la industria es causante de esas emisiones, si debemos dejar que nuestro ríos se llenan de nutrias, garzas, martines pescadores, etc. que estos bellos animalitos se coman todas las truchas y salmones, si además lobos, jabalíes y osos se comen cosechas, frutos y animales domésticos ¿Qué mundo pretenden ustedes? las familias, las personas, los negocios cárnicos, queseros, lecheros, etc. ¿Dónde los dejan? en el país de los recuerdos. Es que además de cerrar centrales térmicas y toda clase de industrias, pretendiendo electrificarnos a todos ¿De dónde sacarán esa electricidad? ¿Sembrarán Asturias de molinos de viento o placas solares? Si ahora saltan los automáticos cada vez que enciendes dos electrodomésticos a la vez, imaginen en un edificio donde todos enchufen su cocheritoleré. Solo deben ser protegidas las personas dependientes, ancianas, enfermas y todos aquellos que de alguna manera necesitan ayuda por falta de medios, oportunidades e incultura y no por impostura. Querer auparse a cargos de dirección con cuotas y cremalleras es sentirse inferior, los inferiores no deben ocupar cargos de relevancia, lo pagaremos todos. Pretender que la Ley nos proteja específicamente a nosotros-AS, es sentirse inferiores, los inferiores siempre temerán hasta su sombra, siempre serán pasto de energúmenos y energúmenas que se aprovecharán de esa falta de personalidad de no saber elegir las personas con las que deben compartir su vida e intimidad. No es cuestión de crucificar a todo un colectivo por las monstruosidades de unos pocos. Creo que nos falta respeto por nosotros mismos. La vida es complicada e insegura para todos, no sigamos el camino de dividir por géneros entre buenas y malos. Simplemente castiguemos a quienes se saltan las reglas básicas de convivencia sin discriminación. Los hombres y las mujeres tenemos que recorrer un camino muy corto en esta vida, juntos. Lo demás es perder el tiempo e ir buscándose enemigos a cada paso. Todos podemos ser víctimas a lo largo de nuestra vida, sentirnos discriminados y a veces incomprendidos, pero, no sirve de nada el marcar a fuego presuntamente a nadie, tampoco victimizarnos en exceso, eso solo genera sospechas y miedos que harán la vida imposible y más insegura para todos.

Leyes a medida ¡No!
Comentarios