sábado. 03.12.2022

Pasa la vida y no por ello vivimos más. Es nuestra actitud la que nos está esperando impasible, para echar un pulso con nuestra capacidad de entendimiento. Si nos dejamos llevar por los acontecimientos que, todos los días, hierven en la olla de nuestras miserias, mal vamos a disfrutar del banquete de la vida con este bodrio. Están muy de moda en los medios audiovisuales los programas didácticos en alta cocina. Ya saben, los principales espectadores son nuestros estómagos, que a través de las imágenes expuestas, ya se encarga nuestro cerebro, ante las sabrosas viandas, de enviar un rápido mensaje al sentido menos lírico, por materialista. Satisfacer al apetito del buen yantar, parece ser el plato estrella en nuestras vidas. Estamos en un país de una diversidad gastronómica y paisajística envidiable. Con tan solo dejar de engordar a nuestro ego con las miserias de los demás, nuestra vida sería más intensa y de mayor calidad por el mismo precio. Un buen programa Master Your Life particular, al estilo de MasterChef, sería una buena actitud para mantener sanos cuerpo y espíritu, y así entender mejor la vida.

Maestro de tu vida
Comentarios