martes 26/10/21
De la campaña de 2017

Abierto el plazo para deducciones familiares del IRPF en Castilla y León

La Consejería de Economía y Hacienda inicia este jueves una campaña para que las familias que en 2017 no se aplicaron deducciones por familia numerosa, natalidad y cuidado de hijos por no haber generado renta suficiente puedan ahora disfrutar estos beneficios.

Las bonificaciones autonómicas se aplicarán a los contribuyentes que, entre otros requisitos, tuvieran en 2017 su domicilio fiscal en Castilla y León, mientras que las ayudas por nacimiento o adopción se dirigen a los hijos nacidos en 2017 en la Comunidad, según ha explicado la Consejería de Economía y Hacienda en un comunicado.

Con esta campaña, que se extenderá hasta el 30 de septiembre, la Junta pretende ayudar a los ciudadanos de Castilla y León de bajos recursos que en años anteriores no se aplicaron estas deducciones por no haber generado una renta suficiente, para que puedan ahora disfrutar estos beneficios fiscales.

El Gobierno de la Comunidad estableció en 2011 una excepción dentro de la normativa reguladora del IRPF para permitir a los contribuyentes que no alcanzaban la cuota mínima exigible deducirse determinados gastos familiares de este tributo.

Esta modificación, que se hizo en coherencia con las políticas de apoyo a las familias y de dinamización demográfica previstas en la Agenda para la Población, ha permitido a miles de ciudadanos acceder a estos beneficios generados en los ejercicios fiscales de 2011 a 2016.

De esta manera, Economía y Hacienda pone en marcha por sexto año esta campaña, para solicitar el abono de las deducciones no percibidas al efectuar la declaración de la Renta correspondiente a 2017. Por ello, los contribuyentes deben, entre otros requisitos, justificar su domicilio fiscal en Castilla y León en 2017, mientras que en el caso de las ayudas por nacimiento o adopción los descendientes deben haber nacido en esa anualidad.

A través de este mecanismo pionero, Castilla y León se sitúa como la única Comunidad que garantiza que las personas con rentas bajas no pierdan las deducciones autonómicas de carácter familiar por no tener suficiente cuota íntegra en el IRPF o por no estar obligadas a presentar la declaración. Asimismo, Castilla y León es la Comunidad con las mejores ventajas fiscales de España para la natalidad y la familia y se encuentra entre las tres primeras autonomías con la fiscalidad más favorable para el mundo rural.

Las bonificaciones autonómicas familiares aplicables son seis: familia numerosa, nacimiento o adopción de hijos, partos múltiples o adopciones simultáneas, gastos de adopción, cuidado de hijos menores y permiso de paternidad.

La horquilla de descuentos en la factura fiscal actualmente es muy amplia. Así, cabe citar el ahorro de 1.010 euros establecido por el primer hijo que se eleva a 1.475 por el segundo y a 2.351 euros por el tercero–, o la exención total en el pago de escuelas o guarderías con un límite de 1.320 euros. En todos los casos, su aplicación está condicionada a que el contribuyente no supere determinados techos de renta.

La deducción por nacimiento o adopción en el IRPF supone que las familias que tengan un hijo podrán deducirse 1.010 euros por el primero, 1.475 euros por el segundo y 2.351 euros por el tercero y siguientes.

Por nacimiento o adopción múltiple en el IRPF: en este caso, las cuantías anteriores se incrementarán un 50% si son de dos hijos y en un 100% si son de tres o más. Adicionalmente podrán aplicar 901 euros en los dos ejercicios siguientes al nacimiento o la adopción.

Por gastos de adopción en el IRPF se puede deducir por 784 euros para sufragar los gastos de adopción nacional y 3.625 euros si fuera una adopción internacional.

En familia numerosa en el IRPF: 500 euros con carácter general o 1.000 euros si alguno de los miembros tiene alguna discapacidad. Además de 820 euros adicionales a partir del cuarto hijo.

En cuanto a deducción en el IRPF por disfrute del otro progenitor de alguna de las 16 semanas del permiso de la madre: 75 euros por semana completa cedida, con un máximo de 750 euros.

Por deducción debida a gastos de guardería en el IRPF: el 100% de los gastos de guardería satisfechos, con el límite de 1.320 euros anuales.

Y en deducciones para el cuidado de menores en el domicilio por empleado de hogar en el IRPF: se pueden aplicar, al ser compatibles, la deducción del 30% de los gastos satisfechos al empleado del hogar que se haga cargo de un menor de 4 años en el domicilio, con un límite de 322 euros; y la deducción del 15% de las cantidades satisfechas a la seguridad social por ese empleado del hogar, con un límite de 300 euros.

En la campaña del año pasado, correspondiente a las deducciones generadas en el ejercicio 2016, se presentaron 9.915 solicitudes por un importe superior a 7 millones de euros.

Abierto el plazo para deducciones familiares del IRPF en Castilla y León