jueves 19/5/22
                      La Guardia Civil conduce al detenido al cuarto registro en su domicilio en busca de pistas. R. GARCÍA
La Guardia Civil conduce al detenido al cuarto registro en su domicilio en busca de pistas. R. GARCÍA

L a búsqueda de Esther López, de 35 años, continúa sin tregua desde su desaparición el 12 de enero en la localidad en la que reside, Traspinedo (Valladolid), un municipio de unos mil habitantes a veinticinco kilómetros de Valladolid.

Las mismas unidades cinológicas de la Guardia Civil que participaron en la búsqueda de Diana Quer y el niño Gabriel —especializadas en restos biológicos—buscan pistas sobre el paradero de Esther López. En la operación de búsqueda participan además la unidad de perros adiestrados de Castilla y León, con sede en Zamora, el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (geas) y drones y helicópteros se han unido también a estas labores.

La Guardia Civil llevó a cabo ayer un nuevo registro de la vivienda situada en la urbanización El Romeral de Traspinedo (Valladolid), perteneciente a un hombre de 48 años, apodado ‘El Manitas’, detenido por su presunta implicación en la desaparición de Esther López de la Rosa.

Agentes de la Benemérita condujeron un día más, y en un furgón sin indicativos del Cuerpo, al detenido desde los calabozos en la Comandancia de la Avenida de Soria, en Valladolid capital, a su vivienda en Traspinedo para que asistiera a la nueva inspección ocular de la zona. Fue la cuarta jornada de trabajo en busca de rastros en el chalet.

El Manitas, que se ha negado a prestar declaración ante el juez y no colabora con la Guardia Civil, mantuvo el martes un encuentro con su abogada en los calabozos de la Comandancia de la Guardia Civil en Valladolid en el que aseguró a la letrada que no está implicado en la desaparición forzosa de Esther.

La abogada acudió ayer a la vivienda del detenido para recoger un perro propiedad del detenido, una mezcla de labrador y rottweiler, a fin de que algún conocido se haga cargo del perro porque la familia de ‘El Manitas’ prefiere no acercarse ante la presencia allí de un gran número de medios de comunicación.

El 12 de enero por la tarde Esther López estuvo en un bar viendo un partido de fútbol con varias personas tras lo que, según declaró un amigo suyo, la dejó por la noche en un cruce de la N-122, cerca de un restaurante del pueblo, ‘La Maña’, situado a unos cientos de metros de la vivienda del ahora detenido. .

Desde el momento de la desaparición, su teléfono móvil dejó de emitir señal. El 17 de enero la familia, que pensaba que la joven estaba con algún amigo desde el día 12, denuncia la ausencia de Esther y comienza su búsqueda, también con la colaboración de vecinos en dos batidas, sin obtener resultados.

El sábado 22 de enero la Guardia Civil detiene a ‘El Manitas’ por su supuesta implicación en la desaparición. El arrestado se niega a declarar ante los agentes tras su detención y se pone en huelga de hambre en señal de protesta.

‘El Manitas’ tenía previsto marcharse a Cuba, un viaje que, según su abogada, Lorena Iglesias, ha realizado ya con anterioridad en otras ocasiones.

Los agentes del caso Diana Quer y el niño Gabriel buscan a Esther
Comentarios