viernes 28.02.2020

Amilivia: «El modelo de financiación autonómica es claramente insuficiente»

agencias | valladolid


El presidente del Consejo de Cuentas, Mario Amilivia, reconoció ayer que el actual modelo de financiación autonómica es «claramente insuficiente» para Castilla y León, y planteó que de cara a una futura reforma la Comunidad debe hacer valer criterios tan importantes como la despoblación, el envejecimiento y la dispersión.


Amilivia realizó estas declaraciones durante su intervención en la Comisión de Economía y Hacienda de las Cortes de Castilla y León, donde compareció para presentar cuatro informes, y que acabó convirtiéndose un bronco debate entre los procuradores de Cs, PP y PSCyL sobre financiación autonómica y en el que el presidente de la Comisión, Vidal Galicia Jaramillo (PP), tuvo que llamar al orden en varias ocasiones.


Tanto Juan Pablo Izquierdo (Cs), como el portavoz popular Salvador Cruz, además de reprochar a los representantes socialistas la deuda de 440 millones de euros que el Gobierno central arrastra con Castilla y León por el impago de las entregas a cuentas, resaltaron la necesidad de reformar el sistema de financiación autonómica.



Cambios legislativos


Por otro lado, Mario Amilivia, propuso cambios legislativos para reforzar la independencia y la autonomía del órgano de control de la Comunidad y para que se acabe con el «dislate» que supone que sea el único del país que no aprueba su plan de fiscalización.


Amilivia también incidió en otros objetivos como garantizar la autonomía de la institución en la gestión de sus recursos humanos y materiales y planteó que el personal de Consejo de Cuentas pase a depender directamente de las Cortes y no de la Junta, medida que no supondrá ningún incremento presupuestario. Además, argumentó que la actual indefinición en cuanto a los plazos para la tramitación y debate de los informes de fiscalización genera acumulación de los mismos pendientes de comparecencia, por lo que planteó acortar los plazos, una mayor actualidad de los trabajos y una mejor labor de control para las Cortes en relación a los entes fiscalizados. En este sentido, explicó que a estas alturas del año quedan pendientes de comparecencia en las Cortes un total de 17 informes de fiscalización, por lo que Amilivia planteó, de cara a la tramitación del próximo Plan Anual de Fiscalizaciones, «un ejercicio responsable de realismo y que éste se ajuste a la capacidad de los recursos humanos y materiales del órgano de control».


Lograr que las recomendaciones del Consejo de Cuentas se conviertan en una herramienta de «máxima utilidad» para la mejorar la gestión del sector público, avanzar en transparencia y convertir el Consejo de Cuentas en una institución de referencia en la Comunidad en el análisis dela situación económica, son otros de los objetivos del Plan Estratégico.


Sobre el estudio relativo al seguimiento de las recomendaciones de las administraciones públicas efectuadas en 2018 por el Consejo de Cuentas, Amilivia indicó que el pasado año se cumplieron total o parcialmente un 42 por ciento de las recomendaciones y fueron tomadas en consideración un 19 por ciento.

Amilivia: «El modelo de financiación autonómica es claramente insuficiente»