miércoles 5/8/20

El asesino de Leticia Rosino cumplirá los seis años de condena en la cárcel

El condenado por matar a la joven de Castrogonzalo, en Zamora, había permanecido en un centro de menores desde hace dos años porque en el momento de la condena tenía 16 años El asesino no ha respondido al tratamiento
Imagen de una manifestación feminista tras el crimen. EFE
Imagen de una manifestación feminista tras el crimen. EFE

El Juzgado de Menores de Zamora ha ordenado el ingreso en un centro penitenciario del agresor y asesino de Leticia Rosino, toda vez que ha alcanzado la edad de 18 años. Desde mayo de 2018, el autor confeso del crimen de Castrogonzalo (Zamora) permanecía internado en un centro de menores, pero el cumplimiento de la mayoría de edad le llevará a una prisión de adultos tras la decisión tomada por el tribunal el pasado 7 de julio.

Según han avanzado fuentes judiciales, el condenado por agresión sexual y asesinato cumplirá lo que le queda de condena en internamiento de régimen cerrado dentro de una prisión de adultos. El Juzgado de Menores condenó al autor de la muerte de Leticia Rosino a ocho años y comenzó a cumplir la pena mediante medidas cautelares apenas un día después de cometer los hechos, en el mes de mayo de 2018.

Mala conducta

El proceso judicial se dilató hasta el mes de diciembre de ese mismo 2018. En aquel momento, el Juzgado de Menores de Zamora impuso internamiento en régimen cerrado por espacio de ocho años al joven que el pasado mes de mayo agredió sexualmente y asesinó a Leticia Rosino en la localidad de Castrogonzalo.

El fallo del tribunal, el Juzgado se reservó la potestad de decidir si el condenado permanecía en el centro de menores hasta los 21 años o lo hacía en el momento de cumplir los 18 años. Sin embargo, tal y como ahora han desvelado fuentes judiciales, se ha apostado por el ingreso nada más alcanzar la mayoría de edad «al no haber respondido la conducta del interno a los objetivos propuestos en la sentencia».

El asesinato de Leticia Rosino tuvo lugar en mayo de 2018. Según el relato probado en el Juzgado de Menores, el condenado atacó a la joven de 32 años «por la espalda, la agarró por el cuello, le tapó la boca y la arrastró a la parte trasera de un parque». Allí, según el mismo relato, golpeó su cabeza con una piedra hasta dejarla inconsciente, momento en el que aprovechó para agredirla sexualmente.

Tras la penetración vaginal, el menor volvió a golpear a su víctima con una piedra, esta vez de mayor tamaño, que fue la que le causó la muerte.

El Juzgado de Menores de Zamora impuso hace dos años internamiento en régimen cerrado por espacio de ocho años al joven. En su fallo, el referido juzgado consideraba al menor autor material y directo de un delito contra la libertad e indemnidad sexuales de agresión sexual de los artículos 178,179 y 180.1-3ª del Código Penal y de un delito de asesinato del artículo 139.1ª y 4ª de referido Cuerpo Legal, según informan fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.

La condena incluía la medida de internamiento en centro en régimen cerrado durante ocho años, seguida por otra de libertad vigilada con asistencia educativa, la obligación alejamiento por cinco años de las localidades de Tábara y Castrogonzalo, donde residen los familiares de la víctima y su pareja, respectivamente, y el pago de las costas procesales causadas en la instancia, con inclusión de las devengadas por la acusación particular.

Admitió los hechos

El acusado por el crimen de Castrogonzalo había admitido en el juicio los hechos de agresión sexual y asesinato sobre la joven Leticia Rosino.

LFiscalía de Menores había pedido para el acusado la pena máxima para este tipo de delitos, que son ocho años de prisión (uno y medio en un centro de menores hasta la mayoría de edad) y otros cinco de libertad vigilada. Asimismo, la familia de Leticia Rosino había solicitado al juez una indemnización y una orden de alejamiento de cinco años a las localidades de Tábara y Castrogonzalo.

Los familiares, abatidos

Santiago Andrés, tío carnal y portavoz de la familia de Leticia Rosino ha asegurado tras conocer la sentencia de los hechos que al final la rabia y la impotencia «es lo único que te queda» y exigido penas más duras para los menores. El portavoz de la familia de la víctima declaró entonces que los ocho años de internamiento en régimen cerrado y cinco de libertad vigilada impuestos al autor confeso de los hechos suponen «un acicate más» para continuar su lucha para que se incrementen las penas por los delitos graves cometidos por menores. «Esa lucha no es por su familia, puesto que Leticia ya no va a volver, sino para evitar que haya más casos y, si los hay, para que cambien las penas y el tratamiento».

El asesino de Leticia Rosino cumplirá los seis años de condena en la cárcel