domingo 24/10/21

El autor del tiroteo discutió con la pareja porque la mujer no le dejó pagarle una copa

El vigilante de seguridad, que no tiene licencia de armas, llevaba encima una pistola

El detenido por el tiroteo en el Parque de Garrido de Salamanca, al que en su entorno describen como «una persona con carácter violento», llevaba al parecer antes del tiroteo el arma de fuego con la que luego dispararía a un hombre y a una mujer, a los que siguió por la calle tras una discusión «banal» en una terraza porque ella no quiso que le invitase a una copa.

Así lo recogen las primeras investigaciones, que detallaron ayer en rueda de prensa la subdelegada del Gobierno en Salamanca, Encarnación Pérez, y el jefe de la Comisaría Provincial de la Policía Nacional, Luis Jesús Esteban.

Según explicaron, en la madrugada del viernes al sábado, el presunto autor de los hechos se acercó a la mesa del bar en el que estaban el hombre, José María, que luego fallecería después de dispararle por la espalda y también cuando ya estaba tendido en el suelo, y la mujer, Belén, herida gravemente por los tiros que recibió a continuación, junto a una amiga. El autor del tiroteo no conocía a ninguno de los tres de antes, tal y como recogen inicialmente las pesquisas del caso.

En la terraza donde estaban, él trató de «establecer conversación» con las dos mujeres, «especialmente» con Belén, pero ellas «rechazaron el encuentro». A pesar de ello, según las investigaciones después de información recogida por agentes a los testigos, el detenido pidió consumiciones para ellas. A continuación, tras una «disputa verbal», que según el comisario, «no fue especialmente violenta» y podría parecer «poco significativa», ellas «se levantaron» y se marcharon. Tras dejar a la amiga, José María decidió acompañar también a Belén. Al llegar al Parque de Garrido, el presunto autor de los hechos comenzó a dispararle por la espalda y siguió después cuando ya estaba tendido en el suelo y a ella, en la cabeza.

El detenido, guardia de seguridad sin licencia de armas, llevaba la pistola ya en el bar. Un testigo declaró que tras disparar a la pareja, se fue «con mucha tranquilidad». La mujer herida sigue grave en la UCI.

El autor del tiroteo discutió con la pareja porque la mujer no le dejó pagarle una copa
Comentarios