domingo. 14.08.2022

El ‘Bono de urgencia social’ para los usuarios de la RGC se pedirá desde hoy

La Consejería de Familia concede a este proyecto de ayudas un importe de 600.000 euros
                      Imagen de Isabel Blanco, consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades. NACHO GALLEGO
Imagen de Isabel Blanco, consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades. NACHO GALLEGO

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades ha convocado el ‘Bono de urgencia social’ para los perceptores de la Renta Garantizada de Ciudadanía (RGC) que no sean beneficiarios del Ingreso Mínimo Vital para compensar las «especiales dificultades» que están atravesando y hacer frente a la pérdida de poder adquisitivo derivado del «incremento extraordinario» del precio de los productos básicos, especialmente el coste energético.

Según informa el Gobierno autonómico a través de un comunicado de prensa recogido por Europa Press, el plazo de presentación de solicitudes comenzará mañana, miércoles 3 de agosto, y se extenderá hasta el próximo 15 de septiembre, incluido.

Por su parte, la cuantía se concreta en un único importe correspondiente al 15 por ciento de la cuantía mensual que percibe de la prestación Renta Garantizada de Ciudadanía multiplicado por tres meses.

Los potenciales beneficiarios de este bono son unas 2.500 personas en situación de vulnerabilidad dentro de la Comunidad. Según los cálculos de la Consejería, si se tiene en cuenta que la cuantía media que reciben habitualmente son 490,89 euros mensuales y que el 15 por ciento supone 73,63 euros al mes, «tendrán derecho a percibir un Bono Social de Urgencia de 220,90 euros de una sola vez equivalente a tres meses». Para acogerse a este bono será requisito «imprescindible» la presentación de la correspondiente solicitud y que sea perceptor de la RGC sin ser a la vez beneficiario del IMV y para que el bono llegue al mayor número de personas en situación de necesidad se hará una campaña de información a los potenciales beneficiarios a través de los profesionales de los Servicios Sociales.

El departamento que dirige Isabel Blanco ha convocado este Bono de Urgencia Social por un importe de 600.000 euros, una medida que se pone en marcha tras la aprobación por la Junta de Castilla y León a mediados de abril de un plan de respuesta ante el agravamiento de la situación económica en el que se contemplaban «medidas específicas» destinadas a las familias y a los colectivos más vulnerables, una de ellas, incrementar las cuantías de los perceptores de la Renta Garantizada de la Comunidad en un promedio del 15 por ciento durante tres meses.

El objetivo concreto del Bono de Urgencia Social, en el ámbito de los Servicios Sociales, es conceder ayudas económicas «de manera puntual y por circunstancias extraordinarias» a aquellos colectivos particularmente vulnerables cuando sufran situaciones de especial agravamiento.

El ‘Bono de urgencia social’ para los usuarios de la RGC se pedirá desde hoy