sábado 19/9/20

Uno de cada cuatro ciudadanos de la Comunidad reserva dinero para la jubilación

En torno a uno de cada cuatro entrevistados en Castilla y León (excluidos los que cobran pensión de jubilación) han comenzado a ahorrar para la jubilación. Para ello, utilizan en similares proporciones los planes de pensiones individuales y de empresa (31% frente al 61% de la media nacional), los depósitos o libretas de ahorro (35% frente a1 28% del conjunto de España), aunque en menor medida también recurren a otros instrumentos, por ejemplo, seguros de ahorro o rentas vitalicias privadas, con un 20%, frente a una media nacional de 12%.

De estos datos se desprende que los habitantes de Castilla y León que han ahorrado para la jubilación se han inclinado más que el conjunto de la población española por los depósitos, y menos, por los planes de pensiones.

El porcentaje de quienes, no habiendo empezado a ahorrar, consideran que es conveniente hacerlo, se sitúa en el entorno de la media nacional (79% frente al 76% de la media nacional).

Preguntados por la edad a la que convendría comenzar a ahorrar para la jubilación, la media resultante de las respuestas de los entrevistados en Castilla y León es inferior a la que arroja el conjunto de la población (34,l años frente a 37 años de la media nacional).

El porcentaje de pensionistas residentes en Castilla y León que temieron durante el periodo de crisis por el pago de la pensión es inferior a la media nacional: el 28% frente al 35% de la media del país.

También es inferior el porcentaje de quienes consideran muy o bastante probable que se congelen las pensiones en los próximos dos años. En concreto, a uno de cada dos ciudadanos de la autonomía no le extrañaría, el 51%, algo por debajo de la media nacional, que se situó en el 59%.

Uno de cada cuatro ciudadanos de la Comunidad reserva dinero para la jubilación