jueves 20.02.2020

Carriedo fija la prioridad en el empleo y la economía, que «pagan los servicios públicos»

El consejero propone un escenario tributario que facilite la creación de empresas y ayude en su financiación
El director adjunto de Expansión, Iñaki Garay, el consejero Fernández Carriedo y el director territorial de Unicaja, Manuel Rubio.
El director adjunto de Expansión, Iñaki Garay, el consejero Fernández Carriedo y el director territorial de Unicaja, Manuel Rubio.

El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, lamentó ayer que el Gobierno de España no tenga como prioridades la economía y el empleo, que sí lo son para la Junta de Castilla y León porque suponen, dijo, «la base» para la financiación de los servicios públicos.

Fernández Carriedo, que inauguró la jornada Desafíos en la Industria y la Economía de Castilla y León organizada por Expansión y Unicaja Banco, criticó al Gobierno central por no tener estas preocupaciones como prioridad.

«Si hoy alguien pensara a qué dedica su tiempo el Gobierno de España, vería cosas que poco tienen que ver con la creación de empleo, de puestos de trabajo y de crecimiento económico», sostuvo.

Carriedo aseguró que, por contra, la Junta tiene «claro» que es la prioridad principal para que lleguen fondos al mundo rural, «que tan necesitados están de ellos».

El consejero avisó de que el crecimiento estimado en España del 1,6 por ciento del PIB tendrá impactos en el empleo y aunque la Comunidad fue el año pasado la que más bajó el paro en la nación, lo hizo con los peores datos de los seis últimos años.

REEDITAR TODO TIPO DE ACUERDOS

«Tenemos que reeditar todo tipo de acuerdos y compromisos con el sector productivo. El dialogo social es un buen paso en esa dirección, pero también decir que Castilla y León debe tener como gran prioridad la creación de empleo y puestos de trabajo», insistió.

Preguntado por si es necesario reformar el Pacto Industrial en las Cortes tras el anuncio de que la industria no supondrá el 20% del PIB hasta 2023, el consejero dijo que se tiene que reforzar «continuamente», especialmente ahora tras tasas de crecimiento del 3% hace un año frente a la actual que es «casi la mitad».

Además del crecimiento económico y de empleo, Carriedo enumeró, entre los retos de la autonomía, la internacionalización, aprovechar la formación de los jóvenes, que son «los más preparados de España», apostar por la situación logística de la Comunidad en el noroeste peninsular y servirse de los recursos endógenos.

También, añadió el titular de Economía de la Junta, hacer frente a los desafíos de sectores que están «en un nuevo escenario» como el agrario o el del automóvil, responder a la digitalización e Industria 4.0, fomentar el emprendimiento joven y facilitar el equilibrio territorial interno ya que hay zonas «de las más industrializadas de España» y otras que no llegan a ese nivel.

Para responder a los retos de la autonomía, Fernández Carriedo ha detallado que la solución pasa por establecer un escenario tributario que facilite la creación de empresas, facilitar el crecimiento de las mismas con herramientas como el Plan de Crecimiento Empresarial y ayudar en su financiación. Carriedo aseguró además que la Junta centra en la generación de puestos de trabajo sus políticas ante un escenario de «desaceleración».

«Castilla y León cree en las actividades productivas, en las empresas, en la capacidad para crear empleo y tiene como principal prioridad el incremento económico y el crecimiento del empleo», concluyó el consejero.

Carriedo fija la prioridad en el empleo y la economía, que «pagan los servicios públicos»