jueves 20.02.2020
Polémica

Castilla y León mantiene su negativa a implantar el llamado 'pin parental'

La consejera de Educación, Rocío Lucas. DL
La consejera de Educación, Rocío Lucas. DL

La Junta de Castilla y León, gobernada en coalición por el PP y Cs, no implantará el denominado 'pin parental' para permitir a los padres de los alumnos controlar si acuden o no a determinadas actividades programadas dentro del currículum, al considerar que no existe adoctrinamiento alguno en las aulas de esta comunidad.

Pese a la polémica suscitada en los últimos días a raíz del acuerdo presupuestario alcanzado en Murcia entre el PP, Cs y Vox para que el 'pin parental' se utilice en esa región, fuentes de la Consejería de Educación han explicado que este departamento mantiene su postura ante esa demanda.

Han recordado que fue en octubre pasado cuando la consejería que dirige Rocío Lucas (PP) recibió a representantes de la asociación Hazte Oír y les trasladó que no tenía intención de aplicar en Castilla y León este sistema de control de los contenidos escolares en materias como la sexualidad, la igualdad de derechos del colectivo LGTB o la existencia de distintos modelos familiares, entre otras.

A la salida de la reunión, los responsables de la asociación lamentaron la negativa de la Consejería de Castilla y León a aplicar esta medida: "Se ha mostrado contundentemente en contra del pin parental", resumieron.

En el caso de Castilla y León, el PP y Cs no necesitan a Vox para sacar adelante los presupuestos autonómicos, por lo que si los integrantes del gobierno de coalición mantienen sus posicionamientos en esta Comunidad no prosperará la demanda de Vox.

El Gobierno ha anunciado que ha enviado un requerimiento al Ejecutivo de Murcia para que reconsidere esta medida y ha anunciado que "responderá con contundencia" ante el 'pin parental' o cualquier actuación que vulnere los derechos de los menores, por lo que recurrirá por la vía administrativa o judicial las medidas que en este sentido tomen PP, Vox y Ciudadanos donde gobiernen.

Por su parte, el PP ha pedido la comparecencia de la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, para que explique su "intención permanente de recortar los derechos y libertades de las familias en España" tras el anuncio de un requerimiento del Gobierno a Murcia por el 'pin parental'.

Lo ha informado la portavoz adjunta del Área Social del PP, la burgalesa Sandra Moneo, quien, preguntada si el PP es partidario del 'pin parental', ha respondido: "Somos partidarios de la libertad de las familias a que sus hijos reciban la formación religiosa y moral conforme a sus propias convicciones", como establece el citado artículo de la Constitución.

Castilla y León mantiene su negativa a implantar el llamado 'pin parental'