jueves 1/10/20

El CEL defiende un desarrollo más armónico en las provincias

El presidente del Círculo Empresarial Leonés (CEL), Julio César Álvarez, que participó en la jornada organizada por Expansión y Unicaja Banco en el AC Hotel Palacio de Santa Ana de Valladolid, defendió un desarrollo industrial y económico más armónico en todas las provincias de la Comunidad.

El presidente del CEL fue uno de los ponentes, junto al presidente de la Cámara de Comercio de Valladolid, Víctor Caramanzana, del primer panel de expertos, moderado por el director adjunto de Expansión, Iñaki Garay.

Álvarez abordó en su ponencia los aspectos clave para superar los retos económicos de la autonomía: la competitividad empresarial, la consolidación de la industria, los problemas que dificultan el desarrollo económico de las dos regiones de la comunidad y las fórmulas e incentivos para atraer la inversión y el emprendimiento.

«Las empresas tendremos que reinventarnos para seguir teniendo éxito en el nuevo entorno competitivo y la estrategia es siendo excepcionales y desafiando la homogeneidad del mercado con la diferenciación y la innovación», señaló en su intervención.

UNA COMUNIDAD, DOS VELOCIDADES

El empresario leonés, ceo de Grupo Hosteleón, se refirió también al problema de ordenación y vertebración territorial y a las dos velocidades claramente diferenciadas en el desarrollo de Castilla y León, «uno de nuestros mayores escollos junto a la despoblación y el envejecimiento».

«Vivimos en la comunidad autónoma más grande de la UE y no se han aplicado políticas para un desarrollo armónico, equilibrado de todas las provincias», ha lamentado.

Otra de las dificultades para la competitividad de la Comunidad es, a juicio del leonés Álvarez, el retraso o la inexistencia de infraestructuras y conexiones viarias y ferroviarias.

«Tenemos sobre la mesa el Corredor Atlántico que se nos ha vendido como la gran esperanza del desarrollo de la Comunidad, ya que está en juego convertirnos en el eje principal del tráfico de mercancías en España hacia Europa», comentó el presidente del CEL.

Julio César Álvarez enumeró los muchos flecos sueltos y olvidos en materia de infraestructuras: la A-60 León-Valladolid, la A-76 Ponferrada-Orense, la variante de Pajares, la integración de Feve en León, la Autovía del Duero en Valladolid, la A-12 Autovía del Camino de Santiago entre Burgos y Logroño, la A-67 Autovía de la Meseta y la llegada del AVE a Burgos.

Al margen de los problemas estructurales de la Comunidad, el presidente del CEL fue optimista ante el cambio global de escenario y las oportunidades que se abren en el proceso de digitalización de la economía y la sociedad.

Álvarez invitó a la Junta a poner en marcha, junto con los agentes empresariales y sociales, una hoja de ruta con el foco puesto en los nichos de desarrollo y empleo que tiene la Comunidad para las próximas décadas como el sector agroganadero, la automoción, la industria agroalimentaria, la logística, la biotecnología, el turismo y las Tics, además de implementar otras fórmulas para atraer emprendimiento como un plan de retorno del talento emigrado.

Como conclusión, el presidente del CEL animó a todos los agentes implicados en la economía de la Comunidad a ser capaces de atraer a Castilla y León más emprendimiento e inversión empresarial.

El CEL defiende un desarrollo más armónico en las provincias