jueves. 08.12.2022

Las típicas colas de vehículos volvieron ayer a las gasolineras de la parte castellano y leonesa, donde los coches que se dirigen a Portugal paran antes porque el combustible es, de media, en torno a 20 céntimos por litro más barato.

En el parque natural de Arribes del Duero, donde el río hace de frontera con el país vecino, el alcalde de Fermoselle, José Manuel Pilo, reconoció que el último cierre de la frontera por la covid-19 se les ha hecho más largo incluso que el anterior pese a que han sido menos días. Este municipio tiene al otro lado del río a la localidad portuguesa de Bemposta, con la que mantiene relaciones constantes, pero los tres últimos meses únicamente han podido desplazarse entre ambas localidades los trabajadores transfronterizos y dando un rodeo de 50 kilómetros.

Donde han celebrado especialmente la apertura es en Miranda do Douro, una localidad portuguesa que hace frontera con Torregamones (Zamora) en la que el comercio y la hostelería constituye una de sus principales fuentes de ingresos y tienen en la clientela española el 80% de su negocio. Una situación parecida se da también en Alcañices (Zamora), un municipio al que acuden a comprar habitualmente clientes de pueblos portugueses vecinos que no han podido hacerlo los tres últimos meses.

El combustible 20 céntimos más barato genera colas en las gasolineras
Comentarios