sábado. 04.02.2023
El tráfico ferroviario de las estaciones será controlado desde León con un novedoso sistema eléctrónico

Comienzan las obras para adaptar al TAV el tramo Medina-Salamanca

El secretario de Estado de Infraestructuras, Benigno Blanco; el consejero de Fomento, José Manuel Fernández Santiago, y el presidente de Renf
Para ello se han dispuesto nuevas instalaciones de seguridad consistentes en nuevos enclavamientos electrónicos en las estaciones de Cantalapiedra, Cantalpino, Sancti Spiritus y Espeja que serán controlados desde el puesto central de León mediante fibra óptica. «Con ello se logra racionalizar la explotación ferroviaria en toda la línea, aumentando la capacidad de la misma», explica el responsable del Ministerio. También se ha dotado a toda la línea del sistema de Radiocomunicación Tren-Tierra para favorecer el contacto permanente entre las circulaciones y las estaciones o el puesto de mando. Para ello se han instalado 42 puestos fijos con sus correspondientes equipamientos y antenas con una inversión de 1,664 millones de euros. Además, estas obras de modernización del trazado, en las que se han invertido 18,516 millones de euros, se han hecho compatibles con la construcción de una nueva línea de alta velocidad a través de «modificaciones puntuales del trazado». Benigno Blanco especificó que ya están en fase de redacción los proyectos para llevar a cabo la nueva línea en ancho europeo entre Medina y Salamanca. «De hecho, en estas obras que estamos viendo ya se está aprovechando en aquellos casos en que se varía el trazado del ferrocarril actual, se está dejando preparada la plataforma para la nueva línea de ancho internacional», puntualizó. También apuntó que aún no está decidida la ubicación exacta de la estación del TVA a su paso por Medina del Campo. «La ubicación exacta de la estación saldrá de los proyectos que están en redacción en estos momentos, y no está decidida definitivamente», precisó. Menos pasos a nivel Blanco resaltó que la modernización de la red tradicional de ancho convencional de Renfe supone una mejora en la seguridad de la explotación así como la supresión de todos los pasos a nivel existentes, en cumplimiento de la normativa existente. «Una parte fundamental de la modernización del ferrocarril en España es dotar a las líneas ferroviarias de los sistemas más modernos de gestión de la seguridad y la circulación», dijo. El consejero de Fomento destacó que la inauguración de esta obra es una muestra de uno de los principales proyectos de cooperación en materia ferroviaria entre el Estado y la Junta de Castilla y León, instituciones que en junio de 1999 suscribieron un convenio de colaboración por 90 millones de euros. Fernández Santiago hizo especial hincapié en que este nuevo tramo modernizado que une Medina del Campo con Salamanca y Fuentes de Oñoro «será, sin faltar a la verdad, la primera línea de alta velocidad donde se podrá circular a más de 220 kilómetros a la hora que vaya a tener Castilla y León». «Esta línea es fruto de un convenio que durante mucho tiempo puso la vista en un ruta transnacional que desde Portugal a través de Fuentes de Oñoro-Salamanca-Medina del Campo llegue a Europa», especificó Fernández Santiago. Además, se procedió a poner la primera traviesa del obras de modernización de la vía entre Cantalpino y Salamanca (del punto kilométrico 45 al 75), para las que también se prevén «modificaciones puntuales del trazado». En este tramo, existen 18 pasos a nivel cuya supresión está en fase de redacción de proyecto constructivo. La inversión prevista para estas obras es de 16,461 millones de euros.

Comienzan las obras para adaptar al TAV el tramo Medina-Salamanca
Comentarios