domingo. 14.08.2022
                      Carlos Fernández Carriedo e Isabel Blanco. NACHO GALLEGO
Carlos Fernández Carriedo e Isabel Blanco. NACHO GALLEGO

Castilla y León recibirá en 2023 unos 7.600 millones del sistema financiación autonómica a los que añadirá, durante ese mismo periodo, 500 millones del IVA recurrido, ha afirmado este jueves el portavoz del gobierno autonómico y consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo.

Preguntado por el volumen económico que Castilla y León recibirá del Estado (134.336 millones el conjunto de las autonomías, un 24 por ciento más), el portavoz ha precisado que en ese cálculo «tiene mucho que ver con el incremento de la inflación». Fernández Carriedo ha añadido que mientras suben unas cantidades, otras bajan como el denominado Fondo Covid, «complementario de nuestras ayudas propias, muy necesario y que, seguramente, no tendremos ya en 2023 a pesar de que los problemas derivados de la pandemia sí seguirán», ha lamentado.

Castilla y León tampoco podrá incluir en los próximos Presupuestos Generales de la Comunidad para 2023 la segunda parte de la liquidación del IVA adeudado, que recibirá el año próximo del Estado por lo que no podrá figurar en las cuentas que el gobierno presentará, según los plazos previstos, hacia mediados de octubre, aunque sigue pendiente de «algunos ajustes» como la subida salarial de los empleados públicos, ha puesto como ejemplo. Otra aminoración económica para el año próximo será el escaso porcentaje de deuda que a su juicio ha asignado el Estado a las comunidades autónomas, un 0,3 por ciento del PIB de cada autonomía, cuando el año pasado el margen fue mayor.

La Comunidad recibirá 7.600 millones de financiación