lunes. 04.07.2022

La Audiencia Provincial de Zamora ha condenado este jueves a un año de prisión, en una sentencia de conformidad, a los padres de un joven que pagaron por casar a su hijo con una menor de otra familia, ambas de etnia gitana y nacionalidad rumana.

Los condenados, A.A. y C.A., han aceptado este jueves la pena de cárcel, que se rebajó de diez años a uno y que no deberán cumplir al no tener antecedentes penales, al aceptar el Ministerio Fiscal y el tribunal que en este caso se dan las circunstancias del «error de prohibición vencible», han informado a Efe fuentes del caso.

Esa doctrina se aplica cuando alguien actúa creyendo que no lo hace en contra de la ley pero sin haber tenido la diligencia adecuada para enterarse de que esa conducta estaba prohibida, ya que entre los gitanos rumanos es una práctica habitual concertar matrimonios entre los padres.

La pareja condenada por un delito de trata de seres con la finalidad de matrimonio forzado no había podido ser localizada para acudir al juicio.

Embarazadas

Las menores tenían 16 y 17 años cuando su hermana mayor, que ejercía su tutela, y el marido de ésta, pactaron los matrimonios a cambio de dinero con las familias de dos hombres de su misma nacionalidad residentes en Morales de Toro (Zamora) y Pozaldez (Valladolid).

Una operación policial desarrollada en febrero de 2018, cuando las dos menores ya habían quedado embarazadas, permitió practicar la detención de los siete condenados. La única persona que ingresó en prisión provisional por los hechos fue el cuñado de las víctimas, que fue condenado a dos años de prisión por dos delitos de trata de seres, uno por cada una de sus cuñadas, y a un año y medio de cárcel por abusos sexuales a una de las menores.

Por uno de los matrimonios se pagaron 8.000 euros, según consta en la sentencia de la Audiencia Provincial de Zamora, en base a las investigaciones policiales de los hechos, que incluyeron la intervención de conversaciones telefónicas mantenidas por el principal encausado.

Condena a una pareja rumana por comprar a una niña y casarla con su hijo