viernes. 07.10.2022

La Audiencia Provincial de Salamanca condenó ayer a cuatro meses de prisión por incumplimiento de deberes familiares a un hombre de 76 años que cuidaba de su hija, con esquizofrenia y diabética, quien no se trataba y no acudía al especialista desde hacía siete años, no salía de casa y llevaba dos semanas, hasta que el padre avisó a emergencias, alimentándose sólo con bebidas azucaradas.

El hombre, que es viudo y que vivía con ella, llamó al hospital Virgen del Castañar en Béjar para pedir ayuda médica, pues su hija «no quería comer» y «no podía moverse», por ello un facultativo se trasladó hasta la vivienda y se encontró con ella en «un estado lamentable», con una herida en un dedo que desprendía «fuerte olor» y un estado de caquexia.

Trasladada de manera urgente al Clínico Universitario de Salamanca, tuvo que ser intervenida para la amputación de la mano derecha, que estaba gangrenada.

Condenan a un hombre por abandonar a su hija enferma
Comentarios