martes. 31.01.2023
Un corrimiento de tierras obligó a desalojar de sus casas en Valladolid a los trece integrantes de tres familias, después que las lluvias de anteayer ocasionaran riegos de desplome de las viviendas, informaron a Efe fuentes de la Policía Local y de los Bomberos de esta capital. El problema lo originó una zanja abierta por una empresa para una acometida de alcantarillado, a la altura de los números 7 y 7 bis de la calle Alelí, en los que se sitúan dos casas molineras y una de dos plantas, en las que viven tres familias, una de cinco miembros y otras dos de cuatro cada una de ellas. Las lluvias de ayer sábado, una jornada en la que la empresa no trabajó, «lavaron» la tierra de la zanja, de entre tres y medio y cuatro metros de profunda, otros cuatro de larga y unos 30 ó 35 centímetros de ancha. Ante el peligro generado por la tierra movida por la lluvia, que dejó «en el aire» las aceras de esa parte de la calle y los cimientos quedaron casi al descubierto, anoche fueron desalojadas las tres familias, una de ellas a un hotel, integrada por un matrimonio y tres hijos, y las otras dos a domicilios de sus familiares, como medida de prevención. Un arquitecto municipal acudió al lugar, ya que no fue posible localizar a la empresa responsable de las obras, y otra empresa que trabaja para el Ayuntamiento rellenan la zanja para que las familias vuelvan.

Un corrimiento de tierra por unas obras obliga a desalojar tres viviendas en Valladolid
Comentarios