sábado 19/9/20

Crece la tensión en un pueblo de Valladolid entre vecinos y okupas

El subdelegado del Gobierno reconoce que la convivencia en Santovenia está «en riesgo»
La tensión en Santovenia de Pisuerga fuerza la presencia policial. EFE
La tensión en Santovenia de Pisuerga fuerza la presencia policial. EFE

El subdelegado del Gobierno en Valladolid, Emilio Alvarez, señaló ayer que la Guardia Civil lleva a cabo las investigaciones para localizar a los presuntos autores de una agresión a un joven en un nuevo incidente con una familia de okupas en Santovenia de Pisuerga (Valladolid).

Álvarez ha reconocido que la convivencia en esta localidad vallisoletana se encuentra «en riesgo» y ha explicado que la Subdelegación y la Guardia Civil están «al tanto» de lo sucedido y, además de haber mantenido una reunión ayer mismo con la plataforma ciudadana que se moviliza contra las ocupaciones, se investiga también este último hecho para localizar a los presuntos agresores.

Los hechos ocurrieron el martes por la tarde cuando, según apuntan desde la plataforma, varios miembros de una de las familias que ocupa una vivienda en la localidad pegaron a un joven de 31 años, que tuvo que ser trasladado al hospital con una herida en la cabeza, después de que los presuntos agresores hubieran intentado robar e increpar a las trabajadoras de un establecimiento comercial del municipio.

Emilio Álvarez ha apuntado que el origen del enfrentamiento podría estar en que uno de los presuntos agresores exhibía una navaja y el herido se lo recriminó, «algo que podía haber quedado ahí si no hubiera habido una reacción injustificable y absurda por parte de los agresores».

Varias patrullas de la Guardia Civil se tuvieron que personar en el lugar y, aunque no hubo detenidos, sí se presentaron denuncias contra los agresores. Por ello, el Instituto armado lleva a cabo las investigaciones para localizar, detener y poner a disposición judicial a los presuntos agresores que, como ha matizado Álvarez, aunque en algunos medios se ha hablado de que eran hasta «20 personas» en realidad «no eran más de cuatro o cinco».

Este nuevo incidente ha provocado la reacción de los vecinos del pueblo que han pedido a la plataforma Santovenia Unida que retome las manifestaciones. «El ambiente que se respira en el pueblo cada día es más tenso y tememos que esto vaya a más y acabe en un incidente grave», admiten desde el colectivo.

El subdelegado ha explicado que la reunión de ayer con la plataforma busca intentar impedir que haya un deterioro mayor de la convivencia y evitar que los vecinos «se puedan tomar la justicia por su mano», por lo que ha insistido en pedir a los vecinos prudencia y confianza, ya que defiende que se actúa de manera «contundente» pero siempre «dentro de los márgenes que permite la Ley».

TRES DESALOJOS

El subdelegado ha detallado que la actuación «intensa» de la Guardia Civil durante los últimos meses ha permitido el desalojo de tres de las viviendas ocupadas que eran «más problemáticas».

Explicó que en una de ellas, situada en la calle La Fuentona, se consiguió el desalojo en primer lugar, pero «probablemente y con toda la prudencia debido a que el propietario de la vivienda -una entidad financiera- no pudo presentar la denuncia a tiempo» el inmueble volvió a quedar ocupado. En cualquier caso, nuevamente el piso vuelve a estar «desocupado».

Emilio Alvarez ha subrayado que se avanza en los desalojos, y ha confiado en que la actuación sea satisfactoria, por lo que ha pedido diferenciar estas actuaciones de la investigación para detener a los agresores para que los vecinos «no se tomen la justicia por su mano», porque teme que sería perjudicial.

MOVIMIENTO ‘ANTIOkUPA’

El colectivo ciudadano, además, ha alertado a los vecinos de la presencia de un vehículo «sospechoso» que han visto ya varias veces en las proximidades de una vivienda vacía. También denuncian el intento de ocupación de otra casa que no fructificó porque estaba el propietario dentro. «Debieron equivocarse porque sí hay alguna vivienda vacía en esa zona, pero no en la que intentaron entrar», señalan desde la plataforma.

Santovenia Unida nació a raíz del intento de una ocupación en el municipio el pasado mes de mayo en la calle Vado y que frenaron, al igual que han hecho lo propio con otra situada en Fuente Pioja.

Para hacer visible un problema que se acentúa en esta localidad, que aglutina la mayor parte de la ocupación de la provincia, organizaron una serie de manifestaciones durante tres semanas consecutivas.

Crece la tensión en un pueblo de Valladolid entre vecinos y okupas