martes 25/1/22
DL10P24F1-17-59-54-5.jpg

El vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, aseguró ayer que en la Comunidad no habrá «ni cambios en el Gobierno, ni elecciones» anticipadas, a pesar de las discrepancias surgidas estos días entre el PP y Cs con la reforma sanitaria, y que atribuye a «un malentendido» ya aclarado.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, preguntado por si la confianza de Cs en su socio de gobierno es igual al que tenía el martes pasado, cuando surgió esta crisis al votar el PP junto al PSOE a favor de la retirada de la reforma sanitaria impulsada por la Consejería de Sanidad dirigida por Cs, Igea señaló que la confianza es «mucho mayor» hoy porque Mañueco y él han hablado «las cosas con franqueza».

De hecho, aseguró que el desarrollo de la reunión de ayer fue «muy cordial» entre los socios de gobierno, hasta el punto de que ha incluido «un aplauso y un abrazo» entre el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, y la consejera de Sanidad, Verónica Casado.

«Ha sido un buen día para la estabilidad del Gobierno», resumió Igea, quien indicó que en ningún momento la consejera de Sanidad se ha planteado dimitir de su puesto, como le han pedido la oposición y varios sindicatos sanitarios, ni tampoco el presidente se plantea cambios en ese sentido.

A su juicio, «es difícil encontrar a una persona con mayor aceptación en la actividad pública» que la actual consejera, y en este sentido remarcó que el acuerdo de gobierno se incumpliría en el caso de que Mañueco tomara esa vía, ya que Cs es quien determina quién desempeña la labor en las consejerías.

Dijo que Mañueco le trasladó expresamente que «no está en su ánimo convocar elecciones» y que, sobre la reforma sanitaria, pretende «lo mismo» que la consejera de Sanidad, en referencia a una mejora de la atención sanitaria. Igea garantizó que «nunca» ha pasado por su mente «romper el pacto» con el PP, sino que únicamente habló con la líder de su partido a nivel nacional para explicarle la situación generada y transmitirle sus intenciones respecto a la reforma sanitaria. «Nada vuelve a la casilla de salida», apuntó sobre la reforma sanitaria. «El PSOE no pretende llegar a un acuerdo en materia sanitaria, sino debilitar al Gobierno con mentiras y demagogia», opina.

La anécdota de la jornada se produjo al pedir el exvicepresidente de la Junta y actual concejal en Valladolid, José Antonio De Santiago-Juárez, la dimisión de Igea, al que dijo: «Fuiste tóxico para UPD, eres tóxico para Cs. Eres tóxico para la Junta. Me confirman que no comerás el turrón como consejero». Palabras a las que el actual portavoz respondió con la verdad que «respeto mucho a los mayores», pero debería reflexionar sobre los «años, años y años de inacción» en los problemas.

Cs confía en Mañueco y cree que no habrá cambios ni elecciones
Comentarios