miércoles. 17.08.2022
                      Juan Carlos Suárez-Quiñones explica, ayer, su postura sobre la Estrategia Forestal Europea. PRENSA CYL
Juan Carlos Suárez-Quiñones explica, ayer, su postura sobre la Estrategia Forestal Europea. PRENSA CYL

Castilla y León y otras 25 regiones europeas de siete estados han presentado a la Comisión Europea una posición critica ante la Estrategia Forestal Europea. La Comunidad considera que se ha hecho «sin el debido consenso», que es «marcadamente ambientalista» y que debe abogar también, en mayor medida, por la sostenibilidad económica

Así lo manifestó ayer, en rueda de prensa, el consejero de Fomento y Medio Ambiente en funciones, Juan Carlos Suárez-Quiñones, quien en un encuentro online de la comisión abogó también por la sostenibilidad para combatir la despoblación y «fomentar la actividad económica rural».

Suárez-Quiñones inicidió ante los periodistas en plantear sus reticencias al planteamiento de esa Estrategia Forestal Europea 2030 propuesta por la Comisión Europea, por la falta de consenso sobre las propuestas y sobre todo «en la ruptura del necesario equilibrio entre la sostenibilidad ambiental y la social y económica, dado su carácter «casi exclusivamente ambiental».

Quiñones subrayó que Castilla y León, Cantabria, Cataluña, Navarra y Murcia, así como la plataforma Juntos por los Bosques, que representa al sector forestal, han remitido al Gobierno de España un documento con el mismo posicionamiento critico.

Según el consejero, las criticas de ese documento se centran en la escasa participación, en la falta de consenso sobre las propuestas, en la indeterminación de los efectos esperables y, sobre todo, en la ruptura del equilibrio entre las dimensiones social y económica y ambiental de la sostenibilidad, dando una prioridad «excesiva» a esta última en la nueva política forestal europea.

Quiñones lideró la víspera el seminario europeo online que organiza la Red de Regiones Forestales Europeas, una organización que coordinan la Junta de Castilla y León y el gobierno de la región de Karelia del Norte (Finlandia), titulado ‘European Green Deal and Fit For 55 Package-The Role of Forests and Regions’.

El encuentro fue abierto por el presidente de Karelia del norte y cerrado por el consejero Suarez-Quiñones, que expuso las conclusiones. Durante su intervención, el consejero en fiunciones puso como ejemplo de lucha por los tres pilares de la sostenibilidad (ambiental, económica y social) en materia forestal a Castilla y León. Precisó que la postura de la Junta se basa en que Castilla y León ha hecho un esfuerzo «de mejora de los bosques» en sus 38 años de existencia, triplicando el esfuerzo en plantaciones que propone la Comisión Europea a 2030, por lo que consideró que los esfuerzos deben centrarse en la protección de los recursos, en la prevención de incendios o en consolidar los espacios naturales, así como en generar actividad económica y empleo en las áreas rurales.

«Nuestra principal demanda es encontrar un equilibrio adecuado en los tres pilares de la sostenibilidad, ambiental, económico y social, y un amplio consenso, junto a una fuerte participación en las decisiones que se van a tomar», subrayó Suárez-Quiñones.

CyL se opone al plan de bosques de la UE porque sólo protege el medio ambiente