jueves 20.02.2020
Sociedad

Castilla y León, la segunda Comunidad que más beneficiarios de dependencia sumó 2019 con 11.402

Un cuidador ayuda a una persona dependiente. SECUNDINO PÉREZ
Un cuidador ayuda a una persona dependiente. SECUNDINO PÉREZ

Castilla y León fue después de Valencia la segunda comunidad que más beneficiarios nuevos de prestaciones por dependencia sumó en el 2019, con 11.402, de acuerdo a los datos ofrecidos este martes por el Observatorio Estatal para la Dependencia.

En el conjunto nacional, la lista de dependientes esperando a recibir servicios o prestaciones que les han reconocido aumentó en 20.000 personas más en 2019 hasta llegar a los 270.000 personas, pero también se han incrementado las pendientes de valoración de la dependencia que ya ascienden a 160.000, 30.000 más que hace un año.

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades de Castilla y León, Isabel Blanco, ha valorado el dato que ha atribuido a que en esta Comunidad el reconocimiento del derecho y la prestación van unidos, lo que hace que la lista de espera sea del 1,5 por ciento, prácticamente los expedientes que están en tramitación. Y ha recordado que a partir de enero el plazo para reconocer el derecho a la dependencia es ya de tres meses en la Comunidad.

En el conjunto nacional, a pesar de que el número de dependientes atendidos asciende a 1.115.000 personas, 61.000 personas más que en 2018, es "claramente insuficiente" para absorber la demanda de personas que reclaman el derecho que les da el sistema de la dependencia, alertan desde el Observatorio Estatal para la DependenciaSe estima que 85 personas al día mueren sin haber recibido las prestaciones, unos 31.000 fallecieron en 2019. El Observatorio recuerda que el 54 por ciento de personas solicitantes tiene más de 80 años.

Junto al incremento de personas en espera hay que sumar también el de los plazos de tramitación que sube hasta los 426 días de media con grandes variaciones entre regiones. En ocho comunidades ha subido la lista de espera, aunque al ritmo de incorporaciones de beneficiarios del último año se tardarían cuatro años y medio para lograr la plena atención. Dos comunidades terminaron el año con menos beneficiarios que cuando empezó, Asturias -con 966- y Extremadura -con 952-, mientras que las que más beneficiarios incorporaron han sido Valencia -13.888- y Castilla y León -11.402-.

En la mitad de las comunidades autónomas la lista de espera ha aumentado: Extremadura (7,9 %), Asturias (7,8 %), Comunidad de Madrid (4,3 %), Región de Murcia (3,9 %), Islas Baleares (3,3 %), C. Valenciana (1,9 %), Galicia (0,6 %) y Melilla (0,3 %).

Otra consecuencia de la demora en ofrecer servicios de apoyo para realizar las actividades de la vida diaria es la sobrecarga de las familias, especialmente en las mujeres, ya que son el 75 por ciento de las personas que prestan los cuidados a dependientes, apunta el observatorio que elabora la Asociación de Directores y Gerentes en Servicios Sociales.

Recuerda que solo se han cumplido dos de los compromisos del Pacto de Estado por la Dependencia: la recuperación del derecho de las cuidadoras a cotizar en el convenio especial de cuidadores no profesionales y la mayor transparencia del sistema, a la espera de la aprobación e implantación de la nueva estadística oficial.

La asociación pide que se recuperen los recortes en el sistema de la dependencia desde el año 2012. Calcula que reducir la lista de espera en un 75 % es decir, incrementar el número de personas atendidas en 200.000 tiene un impacto anual de 1.300 millones de euros (equivalente a la actual aportación estatal al sistema).

Castilla y León, la segunda Comunidad que más beneficiarios de dependencia sumó 2019...