viernes. 27.01.2023

Desde hace más de una década, la ‘Protectora’ recoge en el refugio a los animales que han sido abandonados o se encuentran desamparados.

Asimismo, se encarga de cuidar, el tiempo que estime, a animales que sufren cualquier tipo de enfermedad o dolencia. «Somos una especie de hospital de animales que carecen de todo. Desde que les acogemos no les falta de nada y pronto se inicia la búsqueda de una familia para que pasen en el refugio el menor tiempo posible», apostilla Menor. Hasta que se logra una acogida o una adopción definitiva, los voluntarios se encargan de la manutención del animal, así como de su asistencia veterinaria. «Lo más importante son los animales y su salud», destaca la portavoz.

Con la llegada de la Navidad son muchas las personas que deciden regalar un gato o un perro a sus hijos. «Muchas veces es un error lo que hacen porque un animal no es un juguete. Si regalas una mascota debes saber que es para toda la vida. Que no puedes tenerla en casa y cuando te cansas dejarla en la calle, que es lo que hacen algunos», lamenta Menor.

El ejemplo anterior lleva muchos de los nombres de quienes otrora tuvieron un plato lleno de pienso y un hogar en el que aprender a socializarse y que ahora comparten jaula con perros que han sido abandonados.

Una década de trabajo por los desamparados
Comentarios