miércoles 8/12/21

La descentralización de sedes enfrenta a Mañueco con UPL, Por Ávila y PSOE

«Si no quiere perder Castilla también, descentralice», insta el procurador leonesista en un agrio debate en las Cortes de CyL
                      DL20P23F2-20-15-10-6.jpg
DL20P23F2-20-15-10-6.jpg

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, sostuvo ayer que la propuesta del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sobre iniciar un proceso de descentralización de sedes oficiales, es una «ocurrencia» y ha pedido para abordar esta cuestión un «debate riguroso, sereno, sosegado, serio y también discreto».

Mañueco respondió así, ante el Pleno de las Cortes de Castilla y León, a una pregunta formulada por el portavoz socialista, Luis Tudanca, quien defendió que este proceso de descentralización y los fondos europeos suponen una oportunidad para cambiar el rumbo de la Comunidad.

Mañueco dijo que la inicitiva del presidente del Gobierno es un intento por «buscar un enfrentamiento entre territorios» o por colocar una «cortina de humo para tapar cuestiones como la subida de la tarifa de la luz». Tudanca en cambio propuso que la Comunidad se plantee que la sede del Ejecutivo o del Legislativo no tengan necesariamente que estar en Valladolid, lo que sería una «poderosísima forma de avanzar», sin fomentar «agravios», sino acercando las instituciones al territorio, dijo.

Pero la gran discusión se produjo entre Mañueco y el procurador de la Unión del Pueblo Leonés, Luis Mariano Santos, que consideró que es una «genial oportunidad».

Mañueco sostuvo inicialmente que la descentralización consiste realmente en que los servicios lleguen «a todas las partes del territorio y a todas las personas, vivan donde vivan». pero en la réplica, el portavoz leonesista incidió en que la despoblación se ceba especialmente en las provincias de León, Zamora y Salamanca, en lo que califiocó con ironía de «modelo de éxito» autonómico del que, avisó, los leoneses quieren abandonar, con la «separación definitiva de la Región Leonesa». «No queremos participar en este modelo de éxito», apostilló.

Santos pidió a Mañueco y al vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, que no sean «frívolos» al defender que en Castilla y León ya se aplica la descentralización por la ubicación en provincias distintas a Valladolid de instituciones como el Procurador del Común (León), Consejo Consultivo (Zamora) o Consejo de Cuentas (Palencia), ya que «el 99%» de las sedes están asentadas en «la no capital», en referencia a Valladolid.

«Los leoneses no creemos en este modelo territorial, si no quiere perder Castilla también, descentralice», apostilló el leonesista, convencido de que su visión sobre la necesidad de avanzar hacia la segregación de la Comunidad es compartida por más del 50 por ciento de la población de León.

En su dúplica, Mañueco sostuvo que el «enfrentamiento» entre territorios es la «razón de ser» de la UPL, que tiene un «interés electoral» en esta cuestión, y recriminó a Santos que se arrogue el «pensamiento de toda la provincia de León».

«Eso no se lo cree usted ni por la mañana, ni por la tarde, ni por la noche», aseguró el presidente de la Junta.

Mañueco acusó a UPL de tratar de impulsar en Castilla y León «aventuras territoriales» que, a nivel nacional, son rechazadas por una mayoría de los leoneses: «No se lo vamos a consentir», afirmó.

El presidente criticó que UPL mantenga sus acuerdos de Gobierno con el PSOE en León, ya que «el mayor agravio» hacia las provincias de Palencia y León ha sido «el precipitado cierre de las minas» de carbón, con el portavoz leonesista «callado».

«Está llevando la levita al PSOE y al señor Sánchez», remarcó Mañueco, crítico con las inversiones anunciadas por el Gobierno para 2022: «¿De qué sirven sus pactos con el PSOE? Son inútiles e inservibles para las personas de León, sólo para moverse ustedes entre los sillones. El mayor problema para León es el sanchismo y los que apoyan a Sánchez como usted», remató.

En el debate entró también el procurador de Por Ávila, Pedro Pascual, quien propuso a la Junta aprovechar esta dinámica de descentralización para empezar «por las Consejerías» y que las provincias de la Comunidad pudieran acoger las sedes de estos departamentos del Ejecutivo autonómico.

Pascual avisó que sería un paso para evitar la percepción de que hay ciudadanos «de primera y de segunda» en esta Comunidad y lograr que exista un sentimiento de pertenencia a un proyecto común que, en su opinión, actualmente no perciben.

Le respondió el consejero de la Presidencia, Ángel Ibáñez, convencido de que el presidente del Gobierno realizó esta propuesta como una «cortina de humo», aunque se mostró dispuesto a afrontar este debate «con seriedad y sosiego», con un «compromiso inequívoco» respecto a Ávila, «igual de importante» que el resto de provincias. «Vamos a estar al lado de Ávila y de su futuro», dijo.

El voto del procurador de Por Ávila es decisivo ahora que PP y Cs están en minoría en las Cortes.

La descentralización de sedes enfrenta a Mañueco con UPL, Por Ávila y PSOE
Comentarios