domingo 22/5/22

La Audiencia Provincial de Valladolid ha condenado a un hombre a diez años de prisión por homicidio, cometido al matar a su pareja, a la que colocó una almohada en la cara en la habitación de la pensión que compartían, por lo que la víctima falleció por asfixia mecánica.

Según los hechos probados que figuran en la sentencia, el procesado residía desde el 6 de enero de 2021 en el Albergue municipal de Valladolid, dependiente de Cruz Roja Española, al que acudió la víctima el 11 de enero del mismo año, tras lo que ambos iniciaron una relación sentimental de pareja, sin convivencia.

El 28 de enero, los dos abandonaron el albergue para dirigirse a una pensión situada en una céntrica calle de Valladolid, donde se alojaron por un mes, explica la resolución judicial, redactada después de que el encausado reconociera la comisión de los hechos y aceptara la pena finalmente impuesta.

Diez años por matar a su pareja con una almohada en una pensión