sábado 21/5/22
undefined
El nuevo tablero político deja abierto el futuro de los partidos. GWEN_30

El adelanto electoral decretado este lunes por el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco (PP), ha sorprendido a propios y extraños, pese a que el runrún sobre esta posibilidad llevaba meses sobre la mesa, con una negociación presupuestaria en marcha y a dos días de que la ley más importante del año fuera debatida y votada en las Cortes.

Entre las claves que pueden servir para explicar el contexto de esta decisión figuran algunas como la pérdida de la mayoría parlamentaria por parte de PP y Cs en marzo pasado por la marcha de una exparlamentaria naranja, la moción de censura que salvaron y la nueva que temía Mañueco, la propia negociación presupuestaria y los compromisos judiciales que tienen por delante los próximos meses exaltos cargos de la Junta y del propio PP, entre otras circunstancias que se abordan a continuación.

1.- Pérdida de la mayoría

Cada vez que Mañueco ha negado públicamente que fuera a adelantar las elecciones lo acompañaba de un matiz, el de la estabilidad en el Gobierno y el Parlamento. Pero esa estabilidad llevaba quebrada unos nueve meses, justo desde el momento en que PP y Cs perdieron la mayoría en las Cortes con la salida del Grupo naranja de María Montero.

Dejaban de ser 41 parlamentarios, la cifra 'mágica', y se vieron obligados buscar alternativas que no han terminado de encontrar. De hecho esta circunstancia quedaba en evidencia con un notable parón legislativo desde el pasado septiembre.

2.- Mociones de censura: la pasada y la temida

Relacionado con lo anterior, ya que la marcha de la procuradora de Cs se produjo escasos días antes del debate de la moción de censura que presentó el PSOE contra Mañueco y que finalmente no prosperó, la amenaza de una nueva moción -viable jurídicamente a partir del próximo marzo- ha sido utilizada por el presidente como argumento para este adelanto electoral.

El PSOE siempre ha negado en público que fuera a recurrir a esta fórmula y de hecho en los últimos plenos ha elevado el listón de sus descalificaciones hacia los procuradores de Cs, necesarios al menos algunos de ellos para que prosperara esa iniciativa.

Pero el PP no ha creído en ningún momento en eso y, especialmente desde septiembre, han expresado abiertamente su temor a que el PSOE pudiera llegar a convencer a alguno de los procuradores de Cs para que prosperara una hipotética moción de censura.

3.- Los juzgados: Primarias, Perla Negra y Eólicas

Los partidos de la oposición, pero también su hasta ahora socio de Gobierno, Ciudadanos, vinculan la decisión de Mañueco con el recorrido "endiablado" -término usado por el PSOE- que tiene el PP en los tribunales de justicia durante las próximas semanas y meses.

Con la fecha de las elecciones marcada para el 13 de febrero, únicamente la declaración como imputados del presidente del PP de Salamanca, Javier Iglesias, y de la gerente provincial, por la supuesta financiación ilegal del partido en el marco de las primarias de 2017 en las que Mañueco fue elegido candidato, se producirá antes de las elecciones -el 17 de enero tras posponer la anterior fecha del 30 de diciembre-.

Lo que sí evita Mañueco con este adelanto es que las principales causas judiciales por delitos de corrupción en las que serán juzgados exaltos cargos de la Junta -los casos de la Perla Negra, el polígono de Portillo y las Eólicas-, se celebren con posterioridad y quede limitado así el potencial impacto entre los electores.

4.- Presupuestos

Todo el trabajo presupuestario del Ejecutivo y del Legislativo desde septiembre hasta ahora va a la papelera. El adelanto electoral y la consiguiente suspensión del Pleno que debía debatir y votar las Cuentas para 2022 conllevan que la Junta tenga que prorrogar los presupuestos vigentes ahora.

Esto implica que la importante inyección económica de los nuevos fondos europeos queda en suspenso y sin percha sobre la que colgar los miles de millones que, después de las elecciones, podrán ser repescados por el o los partidos que gobiernen esta Comunidad, aunque con retraso respecto a lo que sería una ejecución ordenada desde enero.

Parecía evidente que si finalmente el PP y Cs no conseguían que las Cortes aprobaran este presupuesto, podría ser utilizado como coartada para adelantar las elecciones, pero lo que no estaba en el guión es que ni si quiera se llegara a debatir. Algo que por otra parte, sí puso el PP encima de la mesa negociadora, según han confirmado a EFE fuentes del PP y de Por Ávila.

5.- ¿Y qué es Por Ávila?

A pasar de que en los últimos meses ha adquirido notoriedad por la negociación presupuestaria abierta con el PP y Cs, Por Ávila es un partido casi desconocido, más allá de la provincia abulense, donde obtuvo un espectacular resultado electoral en 2019, tanto a nivel autonómico -consiguiendo un procurador-, como municipal -hoy el alcalde de la capital abulense es de este partido-.

Pero la particularidad de esta formación es que, pese a que pueda confundirse con una de los nuevos partidos de la 'España vaciada', es en realidad una escisión del PP, fruto en parte de la división que generó en la pasada legislatura la imposición de la dirección nacional popular sobre quién debía ser presidente de la Diputación, pero aderezado con una sensación de abandono de la sociedad abulense que supieron abonar desde esta nueva marca electoral. Cuña de la misma madera.

6.- La pandemia

Gestionar todos estos equilibrios, dentro de un gobierno de coalición que no existía en Castilla y León desde hacía tres décadas, y hacerlo además en medio de la peor pandemia de la era moderna se ha hecho finalmente inasumible.

Pese a que lo negaban en público como ejercicio voluntarista y para trasladar que anteponían los intereses de los ciudadanos a los suyos, tanto Mañueco como Francisco Igea (Cs), han reconocido a sus más cercanos que ha habido momentos de tensión, con posiciones encontradas a la hora de afrontar determinadas decisiones relacionadas con la pandemia. "Se acabó el cuento", le ha venido a decir hoy Igea a Mañueco, al rechazar el papel de "malvado".

7.- Ciudadanos y su debilidad

La debilidad que arrastra Ciudadanos desde las elecciones generales en las que Albert Rivera bajó a los 'infiernos' tras casi tocar el 'cielo' del Gobierno, con sus exiguos 10 diputados en 2019, tuvo su continuación con la ruptura de su acuerdo con el PP en Murcia y casi inmediatamente con su nuevo descalabro en la Comunidad de Madrid.

Todos miraban a Castilla y León y Andalucía como siguientes episodios de esta pugna. Y le ha tocado a Castilla y León. Está por ver si como confían los dirigentes de Cs pesarán los dos años de gestión en carteras claves como Sanidad y Empleo les sostienen electoralmente, o si, como esperan en el PP, son fagocitados y los "votantes del PP vuelven a casa", en palabras de algunos de sus dirigentes. Vox mediante, añaden otros.

8.- El PSOE busca repetir triunfo

Como si lo hubieran acordado con el propio Mañueco, el PSOE de Castilla y León culminó ayer su periodo de congresos autonómico y provinciales y tiene su maquinaria engrasada para afrontar esta cita electoral, según su líder Luis Tudanca, que ha confiado en que "las ansias de cambio" que cree se reflejaron en las elecciones de 2019, tengan su réplica aumentada en las del próximo 13 de febrero.

El sinsabor de ganar las anteriores elecciones pero no poder gobernar tras el pacto entre el PP y Cs se ha impuesto en estos dos años y medio a la satisfacción de haber logrado algo histórico, ya que hacía tres décadas que los socialistas no ganaban las elecciones autonómicas en esta Comunidad.

9.- Encuestas

Representantes del PP no esconden que sus encuestas internas les animan a intentar buscar un triunfo electoral holgado, aunque las publicadas por los distintos medios de comunicación se han decantado mayoritariamente por la fórmula del acuerdo con Vox, aparentemente con un incremento destacado de procuradores, frente al único que tiene actualmente.

No obstante, los expertos en demoscopia remarcan que han sido tantas las circunstancias vividas en el último año que resulta difícil pronosticar qué ocurrirá el próximo 13 de febrero, al menos hasta que queden definidas las bazas con las que cuenta cada uno de los contendientes.

10.- Territorio inexplorado

Nunca antes los ciudadanos de esta Comunidad habían sido llamados de forma aislada a unas elecciones autonómicas, que siempre se habían celebrado junto a las municipales y ocasionalmente con otras convocatorias de ámbito nacional o europeo.

En los 'mandamientos' del manual del PP en Castilla y León figura en un lugar preferente aquel que dice que los alcaldes de los pequeños municipios de esta extensa Comunidad, en su mayoría representantes del PP, que presenta candidatos en todos ellos, son claves para movilizar ese voto rural.

En las dudas de estos últimos meses ha pesado, como confiesan fuentes populares, esa posible desmovilización de sus bases electorales al no tener que votar a 'su alcalde', sino a los integrantes de las Cortes, en muchos casos vistas como algo lejano. "Serían como unas europeas", remachaba alguno de los representantes del PP consultados sobre la participación que podría registrarse.

Diez claves para entender el nuevo juego político