miércoles 14/4/21

Una empresa creará 900 empleos en una planta para criar insectos

La sociedad se dedica a cultivar el tenebrio, con el que se obtienen grasas para animales

La biotecnológica española Tebrio prevé la puesta en marcha de una planta de la cría y transformación del insecto Tenebrio Molitor para 2023, en Salamanca, que dará empleo a 900 personas en la provincia salmantina —y 4.700 en todo el país— y producirá anualmente en torno a 100.000 toneladas, con una facturación estimada de 87 millones.

Según han precisado fuentes de la compañía, 900 de estos puestos de trabajo se localizarán en Salamanca y el resto en todo el territorio nacional, a través de otras empresas colaboradoras en el proyecto. La CEO de Tebrio, Adriana Casillas, ha avanzado que ya están trabajando «en las primeras etapas del proyecto de construcción, esperando poder finalizarlo a finales de 2023» y su objetivo es «ser el mayor productor de insectos de Europa, o por lo menos, estar entre los tres primeros y así liderar este sector desde España».

El insecto, una vez transformado, permite obtener proteínas y grasas para alimentación animal, «en especial para la acuicultura y mascotas, pero también para porcino y aves, que son mercados que se abrirán próximamente», según Casillas.

También es posible generar fertilizante, «producido con insectos y apto para agricultura ecológica», con efectos «bioestimulantes y fitofortificantes», y un polímero natural, procedente de las «cutículas de los animales».

Casillas pone el acento en la sostenibilidad de la futura planta, que de acuerdo a sus datos «reduce hasta un 90 % las emisiones de gases de efecto invernadero, el consumo de agua y la necesidad de tierra frente a la ganadería convencional, todo ello también con mucho menor consumo energético».

Respecto a la mano de obra que generará el centro biotecnológico, la compañía ha resaltado su aspiración a «impactar en el aumento de la población rural de su entorno más cercano; Salamanca es la tercera provincia con mayor despoblación en todo el territorio español. Este plan podría ayudar a frenar esta fuga de personas y generar un valor añadido en el territorio».

La compañía ha señalado que, para llevar a cabo el proyecto, «ha solicitado 115 millones de euros dentro del marco de los Fondos de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Unión Europea».

Casillas ha recordado el papel que los insectos pueden jugar para afrontar el «déficit proteico, que se prevé por el aumento de la población mundial», así como para reutilizar los subproductos y residuos agroalimentarios para su alimentación, como «nuevas vías para generar más valor dentro de un contexto de economía circular». «Ya estamos trabajando junto con otras empresas en productos basados en insectos para alimentación humana, en el momento en el que esté permitido», ha asegurado Casillas, tras señalar que trabajarán en «el desarrollo de productos saludables».

Tebrio se fundó en 2014 en Salamanca con el objetivo de «plantear alternativas a la producción primaria para la alimentación de la población mundial», han destacado desde la empresa.

Una empresa creará 900 empleos en una planta para criar insectos