domingo. 05.02.2023

Una empresa de Valladolid se hace con un contrato del AVE a La Meca

Redalsa dirigirá la soldadura de los raíles de la alta velocidad.

La tecnología española en soldadura de carriles, que atesora desde hace 40 años la planta de Redalsa, situada en el polígono de Argales de Valladolid, ha puesto rumbo al desierto de Arabia Saudí, donde el AVE de La Meca a Medina rodará a finales de 2016 sobre sus raíles, para posteriormente dar el salto a Europa y América.

Su liderazgo y especialización le está abriendo las puertas a proyectos internacionales, pero también a otras actividades como la revisión con ultrasonidos de toda la red ferroviaria del país, informa Ical.

Entre las dunas de la árida estepa saudí se levanta a unos 100 kilómetros de la ciudad santa de Medina la planta de soldadura encargada de ‘coser’ las barras de acero que formarán los raíles de la línea de alta velocidad. La empresa Redalsa, propiedad de Adif, Arcelormittal, Acciona, Comsa, Tecsa y Azvi, ha aportado el personal técnico especializado en esta tarea a la compañía gallega Copasa, adjudicataria de varios tramos del AVE del desierto.

Estancia en Arabia Saudí

Durante unos dos años, nueve profesionales de Valladolid dirigirán el proceso de soldado necesario para unos 260 kilómetros de este corredor, de los 449 que completan la línea. El director de Redalsa, el burgalés Sergio López, destaca que este proyecto está suponiendo una gran experiencia para la plantilla desplazada a Arabia Saudí, que habita el poblado levantado en el medio del desierto para las obras del tren veloz. Además del choque cultural y paisajístico, una de las principales dificultades es la movilidad por el país.

También, Redalsa se encargará del montaje de los desvíos y aparatos de dilatación mediante el novedoso sistema de pórticos en unos 260 kilómetros.

Altas temperaturas

Precisamente, las duras condiciones de la zona suponen un reto para la ingeniería. A las altas temperaturas, que pueden superar los 50 grados centígrados en verano, se suman noches casi gélidas y densas tormentas, no sólo de arena, que provocan grandes inundaciones. Todo ello no debe impedir que el AVE vuele a 300 kilómetros por hora, para transportar en temporada alta unos 160.000 pasajeros al día, el equivalente a dos estadios de fútbol. La compañía está inmersa en un proceso de modernización.

Una empresa de Valladolid se hace con un contrato del AVE a La Meca
Comentarios