jueves 26/5/22
La Fiscalía de Burgos ha decidido archivar la investigación sobre el caso de la mujer de 48 años que falleció de un cáncer en agosto del año pasado en Burgos tras pasar tres meses sin recibir atención médica presencial en medio de la pandemia del coronavirus al entender que no existen elementos objetivos de la comisión de ningún delito.
La familia de la fallecida, Sonia Sainz, interpuso una denuncia al entender que se había cometido un delito de imprudencia con resultado de muerte y omisión del deber de socorro ya que la mujer falleció a consecuencia de una metástasis de cáncer de colon sin haber obtenido la debida atención presencial ni las pruebas médicas necesarias para el diagnóstico y tratamiento adecuados.
Sin embargo, la Fiscalía, que abrió diligencias para investigar el caso, concluye en su decreto de archivo que no se produjo una omisión del deber de asistencia ni de homicidio imprudente por negligencia médica y añade que "la posible irregularidad de las actuaciones referidas por la denunciante escapan en todo caso al ámbito del derecho penal".

La Fiscalía no ve delito en la muerte por cáncer sin cita médica de la mujer de Burgos
Comentarios