jueves. 18.08.2022

Gallardo reta a sindicatos y Ceoe: «A ver si quieren diálogo o financiación propia»

Mañueco apoya a Vox y defiende analizar las mesas que «están vivas» porque es lo que «corresponde» al inicio de legislatura
                      Gallardo y Mañueco ayer, durante el pleno de las Cortes de Castilla y León. NACHO GALLEGO
Gallardo y Mañueco ayer, durante el pleno de las Cortes de Castilla y León. NACHO GALLEGO

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo, dijo ayer que la visión de patronal y sindicatos sobre la reunión del Consejo del Diálogo Social celebrada el lunes está «sesgada» y consideró que en las seis mesas de seguimiento «se retratarán» y se verá si lo que quieren «es diálogo» o sólo miran por su «financiación propia».

Antes de participar en el Pleno de las Cortes donde se debatieron las medidas anticrisis de CyL, García-Gallardo sostuvo que de los 18 acuerdos del Diálogo Social que están en marcha nueve han perdido su vigencia, por lo que, dijo, es necesario retomar el diálogo sobre esas cuestiones. También aclaró que los nueve restantes «siguen vigentes».

García-Gallardo criticó que la conclusión que trasladaron los responsables de la patronal y los sindicatos tras el encuentro de ayer fue «simple» sobre tres horas de debate en las que se abordaron «muchas cuestiones». Así, aseguró sentirse «satisfecho» por el resultado de la reunión.

«Afrontamos una nueva etapa, se tiene una relación seria con sindicatos y patronal en la que todos los temas son tratados con naturalidad y no aceptaremos una exigencia que no sea correcta de sindicatos y patronal», señaló.

El vicepresidente consideró que la visión posterior de los agentes sociales fue «subjetiva y sesgada» y añadió que la Junta no es un «muro infranqueable», en respuesta a las críticas de sindicatos y patronal, que usaron esa expresión para definir la actitud del consejero de Industria, Comercio y Empleo, Mariano Veganzones, de Vox y mano derecha de Gallardo en los recortes millonarios, durante la reunión.

«No mandemos mensajes negativos que pueden perjudicar a una Comunidad como Castilla y León abierta a recibir proyectos empresariales que puedan servir a los trabajadores», clamó el vicepresidente de la Junta en un discurso no exento de populismo.

García-Gallardo también recordó que en la reunión se plantearon 23 líneas de trabajo prioritarias para mostrar la «prioridad» de la Junta. «Tenemos la ocasión todos de demostrar nuestra utilidad social, si estamos más preocupados en sobrevivir nosotros mismos, nuestra propia financiación, o estamos al servicio de los ciudadanos de Castilla y León. Será el momento en el que se retratarán y se verá si quieren dialogar o no», advirtió.

Por último, Gallardo precisó que se van a revisar nueve mesas, de las 18 que en principio estaban vigentes, por entender, «con criterios técnicos», que no cumplen la Ley 40/2015. «En cumplimento de la ley se tienen que tratar esos temas, y volver a convocar esas mesas, para volver a buscar acuerdos”, concluyó, despuésde anunciar l convocatoria urgentes de esas mesas, obviando que cuatro de las consejerías —Familia, Educación, Medio Ambiente y Economía—, todas del PP ya lo habían hecho la víspera mientras que ninguna de Vox lo hizo. La primera en manos de Vox en hacerlo fue la del consejero Veganzones, ayer por la mañana.

Mañueco defendió ayer la necesidad de analizar dentro de las mesas del Diálogo Social «que están vivas» la situación actual, el presente y el futuro «en un inicio de Legislatura es lo que corresponde».

Así lo aseveró el jefe del Ejecutivo autonómico, que quiso encontrar un punto en común sobre la reunión del lunes. «Todos los participantes del Consejo del Diálogo Social» coincidieron «en varias cosas» como es «la necesidad» y la «voluntad de apostar» por el Diálogo Social, y de su «utilidad» y «especialmente» en los momentos actuales «porque está llamando a las puertas una recesión grave».

Y zanjó que por «encima de cualquier consideración, del Dialogo Social, del pacto de Gobierno, están las personas de Castilla y León» que es lo que «interesa» al Gobierno autonómico.

Gallardo reta a sindicatos y Ceoe: «A ver si quieren diálogo o financiación propia»
Comentarios