lunes. 08.08.2022

Por su parte, Ibáñez se refirió a Herrera como uno de sus «referentes claros en la vida política» y reconoció que ha aprendido «muchísimo de él». Respecto a los inminentes comicios autonómicos y provinciales, el presidente de las Cortes señala que desde el PP de Castilla y León harán «una campaña de cercanía», e invitó a los electores da decidir su voto «desde un punto de vista muy reflexionado». «En los lugares donde hemos gobernado tenemos un balance de gestión muy positivo», defendió antes de subrayar que el de los ‘populares’ «es un proyecto moderado, centrado y focalizado en las personal» y de advertir que «experimentos de otra índole pueden resultar perjudiciales para el futuro de la tierra».

Respecto a la próxima cita electoral, Herrera señala que el PP tiene que «seguir conduciendo con seguridad, mirando al frente porque es peligrosísimo hacerlo mirando a los retrovisores, a la izquierda y a la derecha», y respecto a los votos que ha podido arrebatar Vox a la formación, asegura que «el voto del cabreo y del grito se acaba». «ahora está en juego el pan, la gestión y los impuestos municipales. Todo lo que queremos de una ciudad, de Castilla y León, y sobre todo lo que justifica la existencia de una comunidad, que no es otra cosa sino la gestión de cercanía, de competencias universales y públicas. Y en eso somos imbatibles», remacha.

En ese sentido, Ibáñez destaca que «la gente tiene que saber que cuando emita su voto a dónde va a ir» y recalca que los sufragios para Ciudadanos en Castilla y León «van a ir dirigidos a Tudanca y al PSOE». «Es así de claro y además se agradece que los sean porque sí los paisanos pueden saber a dónde irá», añade. A su juicio, el PP ha hecho una gestión satisfactoria, especialmente en la prestación de los servicios básicos y en una política fiscal que fovorece la iniciativa privada, el desarrollo económico y la creación de empleo», algo que en su opinión «puede estar en riesgo frente a políticas que optan por el incremento de los impuestos y del gasto público».

«Hay que gobernar sin retrovisor, sin mirar a izquierda ni a derecha»
Comentarios