sábado. 04.02.2023
Afecta sobre todo a personas de entre los 25 y los 44 años que no se han vacunado este año

La gripe supera la tasa epidémica en la comunidad pero no es alarmante

En la última semana el virus aumenta un 78% y afecta a 325 de cada cien mil habitantes
La incidencia del virus de la gripe en Castilla y León superó en la última semana la onda epidémica típica, aunque sin alcanzar índices «excesivamente» elevados, lo que implicó un rápido ascenso con respecto a la semana anterior. Así, esta patología incrementó en un 78,8 por ciento en la Comunidad, al evolucionar la tasa de incidencia de 182,18 casos por cada 100.000 habitantes entre el 19 y el 25 de diciembre, a los 325,80 afectados entre el 26 de diciembre y el 1 de enero de este año, según el último informe de la Red de Médicos Centinelas de Castilla y León al que accedió Ical. Esta tendencia al alza se repetirá, previsiblemente, durante las próximas tres o cuatro semanas, de modo que la curva tenderá a caer a partir de la última semana de enero o la primera de febrero y, en principio, la cifra de afectados podría crecer hasta los 500 casos por cada 100.000 habitantes, aunque las estimaciones de Sanidad calculan que será difícil si se observan los datos de la temporada gripal anterior. En opinión del director general de Salud Pública, José María Arribas, «es poco probable, aunque no se puede descartar, que la tasa de incidencia del virus alcance esta cifra, al hilo de la evolución del mismo el año anterior». «El comportamiento del virus depende de varios factores, pero hay que recordar que el año pasado no se llegaron a rebasar niveles tan elevados como en la temporada 2001/2002 cuando sí se produjo. El en el ejercicio anterior, las cifras oficiales indicaron que la Comunidad se situó en límites inferiores a otras comunidades autónomas», explicó el responsable de Salud Pública. La propagación del virus, que este año se retrasó aproximadamente un mes con respecto a 2003, afectó principalmente, hasta la fecha, a los grupos de edad comprendidos entre los 25 y 44 años y los 45 y 64 que, en su mayoría, no se encontraban vacunados. En ambos casos, las tasas de incidencia se situaron en cerca de 800 habitantes por cada 100.000, frente a las de los mayores de entre 65 y 74 años que no alcanzaron a barrera de los 100.

La gripe supera la tasa epidémica en la comunidad pero no es alarmante
Comentarios