viernes 28.02.2020

Un grupo de afiliados de Cs en la autonomía planta cara a Inés Arrimadas y a su gestora

Un grupo de afiliados de Cs Castilla y León, que se calificó así mismo de «numeroso», ha enviado una carta abierta a Inés Arrimadas y la Comisión Gestora de la formación naranja en la que reclama un partido «trasparente, democrático, libre y no jerarquizado».

Los firmantes demandan que la formación vuelva a su esencia, que fue lo que les animó e ilusionó para empezar en política y rechazan que Ciudadanos sea «un partido vulgar y corrupto» como a los que denunciaba «hace cinco años».

Este «numeroso grupo de afiliados de Castilla y León» mostró su preocupación por la democracia interna que tiene que tener el partido, que debe de ser «el eje fundamental» por el que se rija en el futuro pero que, en muchos casos, «ha sido vulnerada por personas que han pensado exclusivamente en sus propios intereses».

Los firmantes de esta carta abierta, entre los que se encuentra María José García Orejana, calificaron directamente de «nefasta» la gestión de la dirección de Cs Castilla y León durante la pasada legislatura, con «un nepotismo continuado desde la Secretaria de Organización», que designó a personas afines a sus propios intereses personales, dando lugar a que en cada provincia «haya dos o tres personas que, con total libertad y consentimiento, hacen lo que les da la gana con vergonzosas actuaciones a fin de controlar el partido a su antojo y apartar a los críticos que no comulgan con sus ideas».

En esta carta abierta, preguntan a Inés Arrimadas y a la gestora de la formación naranja cómo se van a elegir las personas que va a representar al partido en las instituciones, como se hizo en 2015, siendo «los afiliados los que nombramos directamente», o como se hizo en 2019, «directamente por la ejecutiva según los propuestos por las secretarios de Organización».

Los afiliados de Cs Castilla y León que respaldan este escrito reclaman que sean las bases las que elijan a sus candidatos y cargos «con su voz y con su voto» para trabajar en los diferentes, municipios, provincias y en el conjunto de la Comunidad. En su opinión, sí importa quien se ponga al frente, quien pilote «el cambio y el regeneracionismo, ambos necesarios, en Ciudadanos para que les devuelva «la ilusión perdida».

Un grupo de afiliados de Cs en la autonomía planta cara a Inés Arrimadas y a su gestora