jueves. 09.02.2023
Acudirá con la «mejor disposición» a la Conferencia de Presidentes pese a su «inoperatividad»

Herrera exigirá el Plan Nacional de Regadíos y la gestión de la CHD

El presidente tratará también sobre las infraestructuras hidráulicas y la inmigración
El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, reclamará al Gobierno central durante la próxima Conferencia de Presidentes que se pongan en marcha ya los instrumentos necesarios para la transferencia de la gestión de la Confederación Hidrográfica del Duero; el cumplimiento del Plan Nacional de Regadíos aprobado por el Ejecutivo de José María Aznar; la agilización de las infraestructuras hidráulicas; una negociación bilateral sobre las necesidades para la integración de los inmigrantes, la concreción de los tres centros de I+D+i de referencia nacional que solicita para la comunidad y una compensación en fondos para la investigación a la pérdida de dinero de otras partidas europeas. Así lo señaló a la vicepresidenta primera, María Jesús Ruiz, quien insistió en la inoperatividad del formato de la Conferencia ya que supone «simplemente abrir los debates como si los problemas sólo con hablarlos se solucionaran» ya que «es materialmente imposible que en cinco minutos de intervención se pueda exponer la posición de cada comunidad y, además, llegar a un acuerdo con el Gobierno». No obstante, indicó que el presidente de la Junta «llevará la mejor disposición y una postura definida sin entrar en debates estériles para resolver los problemas que afectan a Castilla y León». La cuestión del agua Así, respecto a la cuestión del agua, María Jesús Ruiz indicó que el jefe del Ejecutivo regional «será coherente» con lo recogido en la reforma del Estatuto de Autonomía y expondrá que Castilla y León «aspira a gestionar íntegramente la Cuenca del Duero porque es un recurso vital para el resto de políticas regionales, como la agricultura, el desarrollo industrial o la energía» y se mostró confiada en que no haya dificultades «porque otras Comunidades, como Andalucía, sí lo han conseguido». En este sentido, según señaló, Herrera reclamará que «se articulen los instrumentos necesarios para la evaluación de los recursos y la transferencia de esta gestión». Además, el presidente de la Junta exigirá el cumplimiento del Plan Nacional de Regadíos aprobado por el Gobierno de Aznar que, según sus datos, el Ejecutivo «ha ralentizado hasta el punto de que no se haya cubierto ni el 30 por ciento de lo previsto». «Teniendo en cuenta de que Castilla y León es la región con mayor superficie agrícola disponible no ha sido ejecutado no es aceptable que sea la que mejor grado de implantación de regadíos tenga», insistió la vicepresidenta, quien explicó que esta situación provoca «una falta de competitividad en un sector especialmente castigado por el Gobierno con la OCM del azúcar o los fondos de desarrollo rural». En este apartado, Herrera reclamará también la agilización de infraestructuras hídricas como la presa de Castrovido, Irueña y el embalse de Bernardos, «que ha paralizado», según la vicepresidenta primera. Respecto a la inmigración, María Jesús Ruiz insistió en que «Castilla y León quiere a los inmigrantes porque ayudan al desarrollo de la comunidad», pero señaló que aboga porque sea un fenómeno «regularizado ordenado y pactado entre la Junta y el Gobierno de España». La vicepresidenta primera de la Junta recordó que se trata de una política exclusiva del Ejecutivo central y, por lo tanto, le exigió que aporte la financiación necesaria para desempeñarla.

Herrera exigirá el Plan Nacional de Regadíos y la gestión de la CHD
Comentarios