sábado 23/10/21

El incendio de Ávila desciende a nivel 1 de peligrosidad y la UME se retira de la zona

La «evolución favorable» de los fuegos permitieron la reapertura de la N-403 (Ávila-Toledo)

El incendio que el pasado viernes se declaró en El Tiemblo (Ávila) y después se extendió al término vecino de Cebreros bajó el nivel de peligrosidad, debido a la evolución favorable de la situación, y la Junta solicitó al Ministerio de Defensa la «desmovilización» de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Según informó ayer la Delegación del Gobierno en Castilla y León, el Nivel 2 de peligrosidad declarado por la Administración autonómica la tarde del viernes, en una escala de 0 a 3, fue rebajado a Nivel 1, lo que implica la mejora de la situación de este fuego, que ha tenido en vilo a estas dos localidades abulenses próximas a la Comunidad de Madrid.

Por este motivo, el Gobierno de Castilla y León «acabó de solicitar la desmovilización de la UME», lo que hizo que la Dirección General de Protección Civil y Emergencias tramitase esa petición al Ministerio de Defensa.

Por su parte, la Unidad Militar de Emergencias informó en su perfil de la red social Twitter de que, durante la noche del sábado, sus efectivos, más de un centenar, y cerca de medio centenar de vehículos, continuaron trabajando en «el enfriamiento de puntos calientes y en labores de liquidación y vigilancia de posibles rebrotes dentro del perímetro».

La «evolución favorable» de este incendio permitió el sábado la reapertura parcial de la N-403 (Ávila-Toledo), tras permanecer veinte horas cerrada al tráfico, al igual que varias carreteras locales.

Aunque el delegado territorial de la Junta, José Francisco Hernández, calculó el sábado que el fuego había arrasado unas 900 hectáreas, fuentes del Ejecutivo autonómico aclararon ayer que la superficie afectada se situó en torno a las 800 hectáreas.

La intervención de medios materiales y humanos, hasta cerca de 500 personas, aportados por distintas administraciones, junto a la bajada de temperaturas, contribuyó a que la situación actual haya mejorado, tras una madrugada del viernes al sábado «durísima» con «continuos sobresaltos».

De hecho las llamas, que llegaron a estar a 2,5 kilómetros del casco urbano de Cebreros, una población de 3.300 habitantes, dejaron de suponer el sábado un peligro para las personas y para los bienes.

El incendio fue declarado de Nivel 2 de peligrosidad, en una escala de 0 a 3, porque la emergencia podría entrañar grave riesgo para la población y los bienes distintos a los de naturaleza forestal.

Esta circunstancia, unida al corte de la carretera nacional N-403 motivaron la declaración de ese nivel que ayer fue rebajado por la Junta de Castilla y León.

El incendio de Ávila desciende a nivel 1 de peligrosidad y la UME se retira de la zona