miércoles 12/5/21

La industria agroalimentaria reclama ayudas a Mañueco para recuperarse

El presidente anima a Vitartis a aprovechar ya los fondos para adquirir maquinaria y equipos
El presidente de Vitartis y Fernández Mañueco, ayer en su primera reunión. NACHO GALLEGO

La industria agroalimentaria, que reúne a 3.060 empresas en la Comunidad con 52.000 empleos, reclamó ayer al presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, que apoye decididamente la concesión de ayudas directas para acelerar la recuperación de la actividad económica en la comunidad. Es lo que trasladó el presidente de la Asociación de la Industria Alimentaria de Castilla y León, Vitartis, Pedro Ruiz Aragoneses, a Fernández Mañueco, en la primera reunión que celebra con el mandatario autonómico al frente del cluster agroalimentario.

Según informó Vitartis, demandaron al presidente que «apoye decididamente la concesión de ayudas directas a las empresas del sector agroalimentario, con el fin de garantizar la eficacia de las mismas para acelerar la recuperación de la actividad económica en la Comunidad». En este sentido, el propio Mañueco animó a todas las empresas integradas en Vitartis a aprovechar ya las nuevas ayudas destinadas al sector para adquirir maquinaria y equipos.

Por su parte, Ruiz Aragoneses aseguró que «para lograr una pronta recuperación del país y de nuestra Comunidad, es imprescindible que la inyección de los fondos europeos que va a recibir España llegue a las pymes agroalimentarias de Castilla y León». Entiende que «solo de esta manera se puede tratar de garantizar la recuperación de un sector que, debido a su estructura capilar, permite generar empleo y riqueza en el medio rural», sobre todo, en una de las regiones más extensas de Europa y más despobladas de España. También reiteró ante el presidente de la Junta el compromiso del sector y, particularmente de las empresas asociadas a Vitartis, con las políticas de sostenibilidad, que constituyen uno de los pilares del Plan Estratégico recientemente aprobado por la Asociación. «Además de fortalecer las empresas y generar empleo, las ayudas directas a las pymes agroalimentarias promoverán un círculo en el medio rural, como es la modernización del entorno, sostenibilidad social y medioambiental», explicó.

Se trata, subrayó, de facilitar la incorporación de todas las empresas del sector a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, con el objetivo de mejorar la competitividad de las compañías. Apuntó que ya se han puesto en marcha distintos proyectos —como Mencia y Odisea— para facilitar a las empresas la incorporación de instrumentos que permitan hacer realidad su compromiso con la sostenibilidad como valor estratégico y elemento de competitividad, incluyendo medidas de apoyo a la conservación y mejora del medio ambiente o de prevención y lucha contra el cambio climático.

El presidente de Vitartis admitió que la crisis del covid ha debilitado a las empresas agroalimentarias, especialmente a las que producen para el canal de hoteles, restaurantes y cafeterías.

El sector se mantiene en el tercer puesto del país, tras Cataluña y Andalucía, tanto por volumen de negocio (10.700 millones), como por VAB (2.870 millones) y empleo.

La industria agroalimentaria reclama ayudas a Mañueco para recuperarse
Comentarios