miércoles 25/11/20

Investigan a un veterinario por certificar carne de caza furtiva para su venta

La Guardia Civil de Segovia investiga a un veterinario que examinaba y certificaba carne procedente de la caza mayor furtiva para su comercialización a través de la falsificación de documentos oficiales.

Las pesquisas se iniciaron tras el hallazgo a finales del año pasado de numerosos restos de animales silvestres, como pieles, pezuñas y vísceras de jabalíes y ciervos en distintos puntos próximos a las carreteras de la red provincial de Segovia. Entre estos despojos, llamó la atención de las autoridades y de los colectivos de cazadores y ecologistas de la zona el descubrimiento de 41 cabezas de corzo.

Con estos antecedentes, los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil inició una operación llamada «Macorzo», dirigida a detectar actos de furtivismo de caza mayor y comercialización de las carnes procedentes de esta actividad.

Investigan a un veterinario por certificar carne de caza furtiva para su venta