jueves 13/8/20
Climatología

Tras un invierno "muy cálido" llega una primavera también con calor y seca

Desde 1951 ha sido el invierno con mayores registros de temperatura máxima y el quinto más cálido respecto a las temperaturas mínimas con un promedio de 38 días de heladas (14 menos que su promedio) que lo sitúa como quinto invierno con menor número de heladas.
Cencellada a orillas del Bernesga. MARCIANO PÉREZ
Cencellada a orillas del Bernesga. MARCIANO PÉREZ

 La primavera, que llega este viernes, se prevé cálida y seca en Castilla y León después de un invierno también muy cálido, con una temperatura media de 6,7 grados, que suponen 2,1 por encima de la media de la estación (periodo de referencia 1981-2010), y un déficit de precipitación.

Además, según el balance de la Agencia Estatal de Meteorología en Castilla y León, publicado este viernes, desde 1951 ha sido, junto al invierno 1989-1990, el más cálido.

El trimestre invernal se ha caracterizado por la variabilidad, con largos períodos de estabilidad alternando con la entrada de borrascas profundas que han dejado registros de precipitación y viento con datos históricos.

Las temperaturas se han situado muy por encima de su promedio, con pocos días de helada y con registros extremos en gran parte de la Comunidad en febrero.

En zonas próximas al Valle del Duero, donde las nieblas fueron más persistentes, las temperaturas han sido cálidos mientras que en zonas del este y sureste de la Comunidad ha llegado a ser extremadamente cálidas.

Desde 1951 ha sido el invierno con mayores registros de temperatura máxima y el quinto más cálido respecto a las temperaturas mínimas con un promedio de 38 días de heladas (14 menos que su promedio) que lo sitúa como quinto invierno con menor número de heladas.

La Aemet ha destacado los siguientes datos de temperaturas medias máximas este invierno por provincias:

En Ávila se han alcanzado 12,1°C este invierno; el valor anterior era 11,3 °C en el invierno 2018-2019, en una estación con datos desde 1983 en la ubicación actual.

Burgos-Villafría: 10,8 °C. El valor anterior era 9,9 °C en el invierno 2018-2019. Estación con datos desde 1943 en la ubicación actual.

Ponferrada (León): 12,3 °C. El valor anterior era 12,1 °C en el invierno 2018-2019. Estación con datos desde 1951.

Segovia: 11,9 °C. El valor anterior era 11,4 °C en el invierno 2018-2019. Estación con datos desde 1988 en la ubicación actual.

Villanubla (Valladolid): 10,6 °C. El valor anterior era 10,5 °C en el invierno 2018-2019. Estación con datos desde 1938.

En cuanto a la primavera, la predicción estacional provisional indica que hay una mayor probabilidad de que la temperatura media se encuentre en el tercil superior en toda España; y en cuanto a la lluvia se estima que se encuentre en el tercil inferior en el tercio norte (Galicia y Asturias principalmente).

Respecto a las precipitaciones, las acumuladas durante el invierno se han situado un 10%-15% por debajo del promedio para el treintenio 1981-2010, con 29 días de precipitación apreciable (en torno a su valor medio), 15 días de niebla y con escasa presencia de precipitaciones en forma de nieve.

Los valores acumulados de precipitación dejan un periodo de carácter seco en la mayor parte de Burgos y de Segovia, norte de Ávila y áreas próximas, de acuerdo a las mismas fuentes.

En el resto, el carácter es normal e incluso húmedo en zonas del noroeste y suroeste.

La Aemet ha recordado que el invierno comenzó con episodios de precipitación persistentes que dieron lugar a valores diarios de precipitación que han llegado a ser efemérides mensuales e inclusos absolutas (por ejemplo los 299 l/m2 de Puerto El Pico-Ávila el 19 de diciembre) y finalizó con febrero prácticamente sin precipitaciones donde en algunas estaciones los valores registrados no se observaban desde 1945.EFE

Tras un invierno "muy cálido" llega una primavera también con calor y seca