martes. 29.11.2022

La Junta afronta la primera gran movilización sindical y social contra su política en 39 años

La manifestaciones en las 9 provincias serán el 27-N, convocadas por organizaciones vecinales, consumidores, mujeres y sindicales contra los ataques a la democracia y políticas de igualdad por parte de la «extrema derecha»

La Junta afronta el 27-N la primera gran movilización sindical y social contra su política en 39 años de Estatuto. Serán manifestaciones simultáneas, a las 12 de la mañana, en las nueve capitales de provincia de la Comunidad contra las políticas del Ejecutivo de Mañueco gobernado en coalición por PP y Vox.

Trece organizaciones vecinales, de consumidores, el campo o las mujeres de Castilla y León se han sumado al llamamiento de UGT y CC OO para que «los demócratas» de cualquier signo político se movilicen el domingo 27 de noviembre en la Comunidad con el fin de «defender la democracia» y la «libertad» de los ataques «que está sufriendo desde la entrada de Vox» en el Gobierno de la autonomía.

En las protestas participan la Federación de Asociaciones de Vecinos Antonio Machado, Cavecal-Confederación de Vecinos de Castilla y León, Movimiento Contra la Intolerancia, Coordinadora de Mujeres, el Sindicato Unificado de Policía (SUP), Facua, Entre Pueblos, Trabajadores Dependientes (Tradecyl)-Asociación de Autónomos, Triángulo, Fademur-Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales de Castilla y León, Fundación Rondilla, Uniatramc-Unión de Pequeños Autónomos del Transporte y las Comunicaciones de Castilla y León y la Asociación de Periodistas Feministas.

Los convocantes hicieron un llamamiento a la participación de todos los ciudadanos de Castilla y León: «Están en juego derechos que afectan a trabajadores en activo, parados, pensionistas, jóvenes...ya que quienes están gobernando esta Comunidad están quitando libertades con el arma que tienen, el Boletín Oficial de Castilla y León», denunció el líder autonómico de UGT, Faustino Temprano.

Su homólogo en CC OO, Vicente Andrés, indidió en que no es un problema de «derechas o de izquierdas sino de democracia» ya que cada año Castilla y León «retrocede en términos económicos y también se desangra en términos de población» y apuntó que con la entrada de Vox en el Gobierno autonómico, donde «está imponiendo sus políticas de extrema derecha», hay un «atisbo de empeoramiento de las libertades».

Por ello, exigió al presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, que no ceda al «chantaje de la extrema derecha» y cambie el rumbo de la política de la Junta. «Va a sufrir la primera gran movilización sindical y social en 39 años de vigencia del Estatuto de Autonomía», dijo, y anunció que a esta seguirán otras, la próxima posiblemente el 22 de diciembre, fecha de aprobación de los presupuestos.

«El peligro es cierto y ya evidente. La pérdida real de calidad de nuestro sistema parlamentario, como se muestra cada vez que hay Pleno en las Cortes, con un presidente del partido fascista, que no cree en la Constitución Española, ni en las Comunidades Autónomas que de ella dimanan y con un comportamiento de los parlamentarios del partido de la ultraderecha insultante y sectario, que busca enemigos de España sin cesar, y consecuentemente generar una sensación de frentismo dentro de la sociedad», dicen.

La Junta afronta la primera gran movilización sindical y social contra su política en...
Comentarios