viernes 24/9/21

La Junta aplica una excepción y el ganado pastará en la zona quemada

CyL prepara un Plan de Restauración del Territorio afectado por las llamas «a varios años»
Vecinos de Riofrío limpian el punto de captación de agua afectada por el incendio. RAÚL SANCHIDRIÁN

La Junta de Castilla y León aplicará la excepción que contempla la Ley de Montes de la Comunidad, de manera que el ganado pueda pastar la próxima primavera en las zonas afectadas por el incendio que arrasó en agosto 22.037 hectáreas en la provincia de Ávila.

El anuncio lo hizo ayer el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, durante una rueda de prensa junto al titular de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, tras reunirse con representantes de las Opas, los alcaldes de los catorce municipios afectados y un representante del Asocio de Ávila.

Al dar a conocer las medidas de apoyo a los diferentes sectores afectados, así como las actuaciones de restauración del monte y de abastecimiento de agua, el titular de Fomento y Medio Ambiente anunció la «revisión de la instrucción que regula las limitaciones al aprovechamiento ganadero en los montes afectados, previstas en el artículo 92 de la Ley de Montes de la Comunidad».

Ese artículo prohíbe el uso de los pastos durante cinco años cuando se haya producido un incendio forestal, según recordó Suárez-Quiñones antes de precisar que es la propia Ley la que «establece una excepción», que es la que va a aplicar ahora la Junta.

Se trata de la zona previamente ocupada por pastizales y que, tras haberse perdido en su mayor parte, cuando vuelvan a ser aprovechables por el ganado y «para su aportación a la PAC», serán pastables, aplicando la excepción que contempla la propia ley.

Juan Carlos Suárez-Quiñones espera que esta medida, junto a las demás anunciadas por la Administración autonómica, en colaboración con otras administraciones como el Gobierno central o la Diputación abulense, contribuya a «dar tranquilidad al sector ganadero».

El titular de Fomento y Medio Ambiente anunció actuaciones de emergencia sobre el abastecimiento de agua de consumo y de restauración del monte, por un importe de 2,7 millones de euros por parte de la Junta y del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco). El consejero dio a conocer además un Plan de Restauración del Territorio afectado por las llamas «a varios años», cuya presentación ha dicho que tendrá lugar la próxima semana.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, señaló que dentro del programa ‘Somos del Campo’, se ha creado un «plan de apoyo a la ganadería afectada por el incendio de Navalacruz» que será «abierto, flexible y dúctil», para «atender y dar respuesta a las demandas y necesidades de agricultores y ganaderos afectados» que pretende garantizar suministros al ganado afectado y recuperar las infraestructuras agrarias afectadas por el fuego.

Desde el 23 de agosto se está suministrando, a demanda de los ayuntamientos afectados por el fuego, pacas de paja para la alimentación del ganado así como forraje y agua a las explotaciones ganaderas de la zona quemada.

La Junta aplica una excepción y el ganado pastará en la zona quemada
Comentarios