sábado. 25.06.2022

La Junta defiende la legalidad de los contratos sanitarios durante el covid

Mañueco asegura que mantiene conversaciones para resolver la crisis de la empresa Siro
                      El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, ayer en el pleno. NACHO GALLEGO
El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, ayer en el pleno. NACHO GALLEGO

El portavoz de la Junta de Castilla y León, Carlos Fernández Carriedo, ha defendido este martes la transparencia de las contrataciones de la Administración autonómica frente a las críticas del PSOE por una contratación de urgencia en material sanitario de 6 millones de euros, en concreto la referida al contrato para la realización de test de covid a principios de año.

Carriedo ha respondido así a la pregunta de la procuradora socialista, Alicia Palomo, que le ha inquirido al Gobierno autonómico si considera «que hay transparencia en sus contrataciones públicas» en el Pleno que se ha celebrado en las Cortes de Castilla y León. «Lo considera no sólo la Junta, sino los organismos que se dedican a esta materia, que dicen que cumple todos los procedimientos de contratación administrativas y de transparencia», ha asegurado Fernández Carriedo, para pasar a enumerar los procedimiento y requisitos con los que la ciudadanía cuenta para poder conocer en qué se gasta el dinero público. «Esta información está disponible para que la consulte cualquier ciudadano en la página de la Junta y es interoperable con la plataforma nacional Place, en la adminstración general, y en el caso de la sanidad, en la plataforma Saturno», ha asegurado.

Sin embargo, Palomo ha rechazado estas explicaciones y ha afeado que el Gobierno autonómico sufre de «mucha teoría y poca práctica», ya que «no tiene transparencia ni decencia». La parlamentaria socialista ha hecho referencia a los tres contratos que suman 6 millones de euros para tres empresas por procedimiento de urgencia para la compra de test de antígenos a un precio superior al de mercado y en el peor momento de la sexta ola. «El señor Mañueco utiliza el procedimiento de urgencia para beneficiar a sus amigos», ha asegurado, para señalar acto seguido que las empresas Ambuibérica y Biorama Guijuelo tienen vinculación directa con miembros del Partidos Popular. «¿Se imaginan qué se podían haber invertido esos 6 millones en el Sacyl? Igual a la contratación de 1200 profesionales de la enfermería», ha afeado para para criticar además la consecuencia, en su opinión, de esta situación: «aumento de la incidencia, Cortes disueltas y adelanto electoral».

La última palabra la ha tenido el consejero, que ha reiterado el modelo de transparencia de la Junta y que ha afeado que «no pasa que un miembro que apoya al Gobierno de España y que dice que ha dado un contrato a dedo de 37 millones de euros».

Conversaciones con Siro

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha apelado este martes a las conversaciones discretas con trabajadores, empresa e inversores para tratar de encontrar una solución a la crisis de Siro, que amenaza unos 1.300 empleos en esta Comunidad, a la vez que ha reprochado al PSOE que haga «ruido» y no arrime «nunca» el hombro.

Mañueco ha respondido así a la pregunta formulada por el portavoz socialista, Luis Tudanca, quien le ha reprochado su falta de iniciativa para mediar en esta crisis empresarial y dejar en manos de Vox la política industrial y de empleo de la Comunidad, convertida en su opinión en un «circo» con «todas las pistas» ocupadas por los miembros de la Junta.

En su primera respuesta a la pregunta del portavoz socialista, Mañueco ha defendido que «si algo caracteriza a la Junta es el apoyo claro a los trabajadores y a las empresas y especialmente a las que se encuentran en dificultad o incertidumbre». «Es lo que hemos hecho y vamos a seguir haciendo en Siro», ha adelantado el presidente antes de mencionar otros casos de crisis empresariales como Nissan, en Ávila y Vestas, en León.

La Junta defiende la legalidad de los contratos sanitarios durante el covid
Comentarios