lunes. 15.08.2022

La Junta dice ahora que hará fijos a 900 bomberos y ampliará tiempos a las cuadrillas

UGT afirma que el acuerdo de 2022 está incumplido pero ve con buenos ojos la propuesta, al igual que la Ceoe
                      Imagen del incendio en Ávila. RAÚL SANCHIDRIÁN
Imagen del incendio en Ávila. RAÚL SANCHIDRIÁN

La Junta de Castilla y León estabilizará a los casi 900 trabajadores fijos discontinuos del operativo contra incendios, ampliará el trabajo de las cuadrillas públicas a doce meses y el de las privadas a un mínimo de nueve meses de media. Estos son algunos de los principios de acuerdo alcanzados en el marco de la mesa del Diálogo Social correspondiente a Medio Ambiente en la que se ha abordado, entre otras cuestiones, la mejora del operativo contra incendios.

El consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha asegurado que se trata de una «importantísima» transformación del operativo e inversión pública pero supondría que estaría «absolutamente estabilizado», con el mantenimiento de un sistema mixto pero con un mayor peso de lo público.

En este contexto, Suárez-Quiñones ha asegurado que hay un «cumplimiento razonable» de los objetivos, pero quedan algunos que económicamente tratarán de cumplir. Por otro lado, en cuanto a los nuevos posibles acuerdos, ha afirmado que el «más importante» ha apuntado que se trata de buscar una estabilización, mejorar la profesionalización y la formación y lograr un operativo «más potente y más fuerte» con un «salto cualitativo».

Aunque la reunión estaba programada, ha reconocido que se ha introducido en la misma los gravísimos incendios de los últimos días, que se han cobrado vidas, las cuales han lamentado todos los presentes en la rueda de prensa, quienes también han enviado mensajes de ánimo a los integrantes del operativo y deseos de recuperación a los heridos.

Suárez-Quiñones ha explicado que se plantea un nuevo acuerdo para la mejora del operativo y todos están de acuerdo en que hay una situación nueva de los incendios causada por las «anomalías climáticas» y el cambio de los usos del territorio, con la disminución de las actividades agrícola y ganadera y la despoblación, lo que genera mayor combustible.

Por ello, se han mostrado de acuerdo en trabajar en el ámbito forestal, frente a la despoblación y en la promoción de la ganadería extensiva para volver a recuperar el uso del territorio, pero también todos coinciden en la necesidad de mejorar el operativo, que este año cuenta con 4.540 personas que trabajan en él, con un incremento en los últimos años. Así, la Junta ha ofrecido, y los agentes sociales se han mostrado de acuerdo inicialmente, es en avanzar en la transformación del operativo y hacerlo en el marco de esta legislatura «de forma decidida», con un compromiso presupuestario muy relevante.

Mesas técnicas

Ante este punto de partida, se ha decidido empezar a trabajar a través de mesas técnicas en los diferentes ámbitos como son los fijos discontinuos (conductores de autobombas, mangueristas, vigilantes de las torretas y operadores de los centros provinciales), el personal público que ya trabaja todo el año y al ámbito de las contrataciones que se realizan para el refuerzo del operativo.

Por un lado se ha puesto sobre la mesa caminar en un acuerdo para «quitar el apellido» de «discontinuos» a los trabajadores fijos de la Junta, entre 800 y 900, cuya complejidad estriba en que afecta al convenio colectivo de personal laboral de la Administración autonómica, ya que si se amplía el tiempo de trabajo también lo harán sus funciones, diferentes según la época del año.

La Junta dice ahora que hará fijos a 900 bomberos y ampliará tiempos a las cuadrillas
Comentarios