martes. 27.09.2022

La Junta mantendrá la tutela del bebé ingresado, que no volverá a su entorno

El vicepresidente Igea explica que antes se valorará el riesgo para evitar otro caso Sara
El vicepresidente de la Junta, Francisco Igea. R. GARCÍA

El vicepresidente de la Junta y portavoz, Francisco Igea, ha asegurado este jueves que el Gobierno regional mantiene la tutela del bebé de 3 meses que se encuentra ingresada en el hospital Clínico de Valladolid y ha dejado claro que ningún menor con signos de maltrato regresará a su entorno habitual sin antes haber realizado una valoración adecuada del riesgo y de su entorno social.

Así lo ha aseverado el portavoz de la Junta en referencia al caso que se está investigando de posible maltrato a una niña de 3 meses que el pasado jueves ingresó en el Clínico Universitario de Valladolid y los facultativos que la atendieron detectaron señales del síndrome ‘del bebé zarandeado’, con un derrame en un ojo, un golpe en las costillas y una lesión en el brazo.

En este sentido, Francisco Igea ha dejado claro que la Junta mantiene la tutela de esta niña y «así permanecerá» hasta que no se realice una valoración «completa del riesgo y de su entorno social» para evitar que se repita «el desgraciado caso» de la niña Sara, que con cuatro años perdió la vida tras ser agredida sexualmente por la pareja de su madre.

El objetivo «y la máxima» de la Junta, es que ningún menor que presenta signos de maltrato, «sin afirmar lo que pasó», vuelva a su entorno si antes no se ha hecho un informe y una valoración de los riesgos y de su entorno social y familiar, ha explicado Igea, quien ha precisado que la tutela es «una medida de precaución».

El Juzgado de Instrucción 6 de Valladolid está a la espera del informe del médico forense para determinar si los daños son compatibles o no con la versión que ofreció el padre, quien atribuyó las lesiones a una caída accidental, por lo que la causa sigue abierta por un presunto delito de lesiones, además de que ha encargado un informe a Servicios Sociales.

Se trata de una niña que permanece en observación en el Hospital Clínico de Valladolid después de que sus progenitores y una de sus abuelas acudieran con ella el jueves a Urgencias y los facultativos detectaran señales del denominado ‘síndrome del bebé zarandeado’. La niña presentaba un derrame en un ojo y, tras las exploración, se observó un golpe en las costillas y una lesión en un brazo. La Junta se ha hecho cargo de la tutela de la pequeña mientras que fuentes policiales han señalado que las lesiones sufridas por la niña se produjeron cuando ésta, presuntamente de forma accidental como dijo su padre, se resbaló de los brazos de su progenitor.

El padre de la bebé fue detenido por la Policía y puesto a disposición judicial aunque quedó en libertad tras prestar declaración,

La Junta mantendrá la tutela del bebé ingresado, que no volverá a su entorno
Comentarios