miércoles. 29.06.2022

La Junta y la oposición abren cauces de diálogo frente a los incendios

Suárez-Quiñones propone más medios, profesionalizar y mejorar el equipamiento logístico
El consejero compareció a petición propia en la Comisión de Fomento y Medio Ambiente. NACHO GALLEGO

La Junta y los partidos de la oposición parecen haber abierto un cauce de diálogo para afrontar, de forma consensuada, el futuro de las políticas de prevención y extinción de incendios en la Comunidad, aunque aún mantienen discrepancias y reproches, especialmente vinculados a lo ocurrido recientemente con el fuego de Navalacruz (Ávila).

En distintos formatos, el Gobierno y los grupos parlamentarios trabajan ya en esta iniciativa, aunque se sumarán próximamente otros dos foros: la comisión de investigación sobre el incendio de Navalacruz (22.000 hectáreas arrasadas) solicitada por Por Ávila y apoyada por el PSOE y una ponencia específica dentro de la comisión parlamentaria de Fomento y Medio Ambiente, propuesta ayer por el consejero, Juan Carlos Suárez-Quiñones.

En este sentido, propuso «mirar al futuro» y «proponer alternativas» ante el nuevo tipo de incendios que percibe a nivel global, con la mejora del operativo contra los fuegos centrada en una mayor dotación de medios y unas mejores condiciones para el personal, entre otras iniciativas.

Durante su comparecencia parlamentaria, Suárez-Quiñones destacó la «increíble dimensión» y las consecuencias que han tenido los grandes incendios declarados a nivel mundial, que suponen la «evidente constatación de que los incendios forestales, además de una catástrofe ambiental y económica, son una amenaza directa para la vida de las personas».

Ha reconocido que en las zonas rurales en las que se originan los incendios «el abandono agrario es patente» y se ve agravado por los propios fuegos, que «no dependen de la opción política que gobierne en el momento de una catástrofe, ni siquiera del país en el que se produce», por lo que requiere «soluciones a largo plazo, consensuadas y viables».

El consejero ha detallado que las líneas fundamentales que pretende impulsar su departamento se basan en la mejora del operativo con una «mayor dotación de medios, mejor equipamiento logísticos y de infraestructuras, mejor condición de su personal —estabilidad, formación, especialización y profesionalización—, modernización, digitalización y apoyo experto». Suárez-Quiñones ha defendido la «consolidación» del actual modelo de gestión forestal para disponer de «paisajes forestales más resilientes» y también del modelo de ganadería extensiva .

La Junta y la oposición abren cauces de diálogo frente a los incendios
Comentarios