jueves 27.02.2020

La Junta pide al ministro de Sanidad una reunión urgente sobre dinero y médicos

La Consejería de Sanidad extiende su pacto por la calidad de la sanidad pública a las asociaciones de pacientes
Casado y el director general de Calidad y Prestación Farmacéutica, José Ramón Garmendia.
Casado y el director general de Calidad y Prestación Farmacéutica, José Ramón Garmendia.

La consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado, anunció ayer que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, se puso en contacto con ella «hace unos días» y le pudo transmitir de primera mano los problemas existentes en la Comunidad, que «son extensibles en toda España». Además, le advirtió de que tiene «mucho interés» en mantener una reunión con él «lo más rápido posible» para abordar los dos principales problemas del sistema: la financiación de la sanidad a nivel global y en la autonomía en particular, y la falta de profesionales.

«La financiación no puede atender exclusivamente al volumen de habitantes, porque nosotros tenemos una dispersión altísima, con 24 por kilómetro cuadrado. Eso hace que la organización del sistema sea muy compleja y no pueda ser tratada como si tuvieras concentrada a la población», defendió la consejera.

La consejera recalcó que «la falta de profesionales es generalizada», y recomendó «intentar aumentar la oferta de plazas sobre todo en las especialidades que sufren precariedad».

«A día de hoy es un problema complejo, pero en cinco o diez años será muy importante, y el Ministerio es el responsable del MIR y de determinar el número de plazas en cada una de las especialidades», añadió.

Casado anunció que le solicitará al ministro que, junto con Educación, se agilicen los procesos de homologación que permitan contratar a médicos de países extracomunitarios.

«Hay déficit de profesionales y debemos trabajar juntos para abordar este problema», incidió.

Casado presentó ayer por la tarde a asociaciones de pacientes su propuesta para alcanzar un pacto por la calidad y la sostenibilidad de la sanidad pública en Castilla y León, a la vez que hizo de nuevo un llamamiento a la participación y al consenso de todos los agentes sociales, políticos y profesionales para conseguir el mejor acuerdo posible.

El objetivo de Casado es avanzar en el contenido del documento base, ya acordado en una primera fase por la Junta y los grupos Popular, Ciudadanos, Vox y Por Ávila.

Esta propuesta de pacto firmada por las formaciones políticas hace apenas un mes recoge la pertinencia de que los Presupuestos Generales de la Comunidad destinen un 7% del PIB a la sanidad pública, con el objetivo de mantener la prioridad de este sector en las cuentas regionales. Además, uno de cada cinco euros se destinará a la Atención Primaria, entendida como el eje central del sistema sanitario de Castilla y León.

Entre las medidas maestras del documento se encuentran las actuaciones a desarrollar, en colaboración con la Consejería de Fomento, para la mejora del transporte a la demanda y la red de comunicación telemática, para lograr una mayor accesibilidad de la población rural a los servicios sanitarios.

También se incluye promover la motivación de los profesionales, para posibilitar por ejemplo la incentivación económica de las plazas de difícil cobertura y la discriminación positiva en las ofertas públicas de empleo y concursos de traslado. Así, se establecerá un aumento de la ampliación de la edad de jubilación, garantizando los criterios profesionales de aptitud física y psíquica.

En el apartado Accesibilidad y Equidad se recoge el diseño de un nuevo modelo de Atención Sanitaria en Atención Primaria, que incluiría la desburocratización de las consultas para que los profesionales dispongan de mayor tiempo para los pacientes, y la dotación de medios técnicos y diagnósticos para los centros de salud.

Se establecen también aspectos relevantes como promover la libre elección de hospital de modo progresivo, reducir las listas de espera de consultas externas, técnicas diagnósticas y de intervención quirúrgica, un plan integral de atención a las urgencias y emergencias y mejorar la atención sanitaria de las zonas limítrofes de la Comunidad.

Tras esta reunión con las asociaciones de pacientes, el siguiente paso será presentar el documento de trabajo, que contempla 50 medidas aglutinadas en diez áreas de mejora, a las sociedades científicas, colegios profesionales y sindicatos.

La Junta pide al ministro de Sanidad una reunión urgente sobre dinero y médicos